El Baskonia entra entre los ocho primeros tras ganar en Murcia (75-86)

Sufriendo más de la cuenta, pero Kirolbet Baskonia ha ganado a un UCAM Murcia que suma ya cinco derrotas seguidas, y entra entre los ocho mejores de la Liga ACB. Los gasteiztarras han roto el partido en el tercer cuarto, bajo el liderazgo de Shengelia, el buen partido de Vildoza y Shields y el acierto en el triple.

Arnaitz Gorriti|15/12/2019
Baskonia
Después de varios partidos malos, Luca Vildoza ha recuperado el acierto y la sonrisa. (J. BERNAL / ACB PHOTO)

Aunque todavía resten varias jornadas para terminar la primera vuelta, Kirolbet Baskonia ha vuelto, al menos momentáneamente, a meterse entre los ocho primeros. Ganar en la cancha de UCAM Murcia nunca es sencillo, pero como el cuadro pimentonero anda en barrena, sumando su quinta derrota consecutiva, los pupilos de Velimir Perasovic han ido de menos a más hasta romper el duelo con un parcial de 12-24 en el tercer periodo. Junto con el habitual trabajo de líder de Shengelia, el conjunto gasteiztarra ha recuperado una muy buena versión de Vildoza y Shields, y un inusual acierto de cinco triples consecutivos en ese tercer asalto, coincidente con una zona 1-3-1 murciana que a Sito Alonso le ha salido por la culata.

Y en menor medida, el Baskonia le ha devuelto el favor a Bilbao Basket, después de que el conjunto bilbaino se lo hiciera el sábado superando a domicilio a San Pablo Burgos.

Después de las derrotas del sábado del Joventut –en la prórroga ante un Manresa que levantó siete puntos de desventaja en dos minutos– y San Pablo Buergos frente  Bilbao Basket, Kirolbet Baskonia se ha encontrado con una gran oportunidad para meterse de lleno en la pelea por la Copa.

La cancha de UCAM Murcia, aunque siempre sea incómoda, tampoco es imposible para el cuadro gasteiztarra, con el añadido de que la escuadra pimentonera ha tendo que prescindir de Askia Booker, su principal anotador –con 20,5 puntos por partido de promedio– y MVP de noviembre.

No obstante, pese a que Perasovic ha repetido el mismo quinteto que salió vencedor de la cancha del Estrella Roja de Belgrado, ha tardado mucho más en meterse en el partido, más allá de haber logrado un 2-7 de arranque.

De la mano de Townes y Eddie, los de Sito Alonso han adelantado fácilmente a un Baskonia que ha padecido más de lo habitual desde el apartado del lanzamiento triple, al tiempo que ninguno de sus tres bases han tenido una entrada muy afortunada.

Solo Vildoza, aunque sea de la aportación individual y sumando canastas fáciles a partir de un par de robos de balón, ha encontrado algo de calor en su juego.

Con todo, el final del primer cuarto ha terminado con 21-15. Más aún, la entrada de Sakota –el hijo del entrenador del Estrella Roja– y de Cate ha supuesto un nuevo estirón por el bando murciano, al punto de que el resultado se ha llegado a poner en un preocupante 28-18.

Velimir Perasovic, por fortuna, ha encontrado respuestas en su banquillo. el mencionado retorno de Vildoza, el primer triple de Stauskas, la brega de Polonara o las prestaciones defensivas de Diop han frenado las alegrías anotadoras murcianas en una primera mitad de vértigo, sin apenas personales.

Al final, un rebote ofensivo bien aprovechado pro Pierria Henry ha traído consigo la voltereta que ha andado buscando el conjunto gasteiztarra en los últimos instantes antes de alcanzar el tiempo de descanso: 37-38. En cualquier caso, el 4 de 17 en triples y las 9 pérdidas de balón han quedado como asignaturas pendientes en el seno gasteiztarra.

Saludos al acierto

Sufriendo y casi punto a punto, los gasteiztarras han conseguido aumentar su ventaja en el tercer asalto. Por un lado, el acierto triplista ha asomado de sopetón, sobre todo a la hora de contestar una zona 1-3-1 puesta en funcionamiento por Sito Alonso.

Asimismo, el cuadro murciano ha errado un puñado de tiros libres y muchas segundas oportunidades, descolgándose en el marcador aunque la diferencia en el juego ha seguido siendo bien escasa.

Pero ese acierto ha roto la confianza local y se ha ha elevado a un Baskonia en el que Shengelia y Vildoza han asomado para seguir ahondando en la renta, para alcanzar el último período con 50-62, un colchón que en los minutos finales le ha venido de perlas.

Porque UCAM Murcia ha apretado atrás y de la presión defensiva ha podido sumar un puñado de robos, gracias a los cuales ha conseguido limar su desventaja. Asimismo, la entrada de Dino Radoncic –olvidado por Sito Alonso en los tres primeros cuartos– le ha brindado rebotes al club pimentonero.

Por fortuna, aunque el cuadro murciano ha situado su desventaja por debajo de la barrera de los diez puntos, varias acciones de Shengelia, Vildoza y Shields, más la solidez de Fall debajo del aro, han supuesto el poder alcanzar la victoria sin excesivos sobresaltos.