La muerte de dos líderes sociales en ataques perpetrados en las últimas horas en Colombia conmocionan al país

La muerte en un ataque de la líder social Lucy Villarreal la víspera de Navidad, tras concluir un taller con niños, a la que se suma la de Reinaldo Carrillo, activista campesino tiroteado la madrugada de este miérocles, han conmocionado e indignado a la sociedad colombiana. Al menos 86 defensores de derechos humanos han muerto en ataques durante 2019.

NAIZ|25/12/2019
Colombia-protesta
Protesta por las víctimas de la violencia en Colombia, el pasado domingo en Medellín.(Joaquín SARMIENTO/AFP)

La líder social Lucy Villarreal, dedicada a la promoción de la cultura en el departamento colombiano de Nariño, murió en un ataque llevado a cabo por desconocidos tras concluir un taller con niños la víspera de Navidad, en un crimen que ha provocado la indignación en el país.

Por otro lado, Reinaldo Carrillo, miembro de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (ANUC), ha muerto tiroteado la madrugada de este miércoles en la localidad de Pitalito, departamento de Huila (centro).

«Lamentablemente, Colombia amaneció con la noticia de dos líderes sociales asesinados el día de Navidad», ha comentado la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, el partido político surgido de las FARC, en Twitter.

El gobernador de Nariño, Camilo Romero, ha informado de que Villarreal murió en Tumaco, una de las zonas con más conflictos de Colombia y donde disidencias de las FARC, la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y una docena de bandas criminales intentan establecer su dominio territorial.

«¡No puede ser tanta infamia! Asesinaron en Tumaco a Lucy Villarreal, lideresa, cultora del carnaval y defensora de la vida. Lo hicieron cuando terminaba un taller con niños. La tristeza es inmensa. Esta noticia empaña la navidad», ha afirmado Romero en Twitter.

Villarreal, madre de dos niñas, formaba parte de la Fundación Cultural Indoamericanto, integrada por músicos y bailarines que trabajan desde 1994 para mostrar su espectáculo artístico durante el Carnaval de Negros y Blancos de Pasto que se celebra todos los años a comienzos de enero en esa ciudad, capital de Nariño.

Además, coordinaba la exposición 'Mujeres sur y vida', dedicada a exaltar el trabajo que realizan las líderes mujeres en el territorio en relación con la defensa de los derechos humanos.

El pasado 10 de diciembre, el representante en el país de la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Alberto Brunori, señaló que al menos 86 defensores de derechos humanos han muerto en ataques perpetrados en el país en lo que va de 2019.

Desde 2016, año en que se firmó el acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC, más de 500 líderes sociales han muerto en Colombia, según datos de distintos organismos.