La NBA anuncia reducción del 20 % del salario a altos ejecutivos

Estas reducciones se aplicarán de inmediato y se espera que continúen durante la crisis de la pandemia del coronavirus que forzó a la suspensión indefinida de la competición.

NAIZ|27/03/2020
Nba
Balón de la NBA. (Gregory SHAMUS / AFP)

La NBA ha anunciado este viernes la reducción del 20 por ciento en los salarios de aproximadamente 100 de los ejecutivos con mayores ingresos, que forman parte de la plantilla de la liga en sus oficinas establecidas a través del mundo.

Muchos de los ejecutivos y funcionarios que se ven afectados trabajan en la sede de la liga en Nueva York, incluido el comisionado Adam Silver y el subcomisionado Mark Tatum.

Mientras, el portavoz de la NBA, Mike Bass, reiteraba que su organización no es ajena a lo que sucede estos días en todas las compañías, sin importar el sector en el que trabajen.

«Se trata de tiempos sin precedentes y como otras compañías en todas las industrias, debemos tomar medidas a corto plazo para afrontar el gran efecto negativo que ha dejado el coronavirus en el apartado económico dentro de nuestro negocio y organización», reconocí Bass.

Hasta el momento, no hay recortes generalizados para el resto del personal de la organización, y por lo tanto el personal de apoyo o administrativo de la NBA no se ve afectado con la reducción de salario a los altos ejecutivos.

Desde el pasado 11 de marzo la NBA suspendió de forma indefinida la competición de la temporada regular y no se conoce todavía cuándo podrá reiniciarse.

En previsión de las dificultades económicas que podían presentarse, la NBA recientemente consiguió ampliar su límite de crédito hasta los 1.200 millones de dólares después de conseguir una línea de 550 millones de dólares con los que le va a permitir tener mayor flexibilidad a la hora de tener más dinero en efectivo con el que hacer frente a los gastos operativos.

Los Sixers de Filadelfia, que también intentaron la reducción de salario de un 20 por ciento entre los empleados que ganasen más de 50.000 dólares, ante el rechazo -tanto interno, como externo- a su medida, forzó a que los dueños cambiasen de decisión y mantuviesen el pago de los salarios completos.

Los jugadores de la NBA también tienen previsto recibir un nuevo cheque de su salario anual el próximo 1 de abril.

Pero a partir de esa fecha tendrán que conocer cuáles son las opciones reales de poder volver a la competición, aunque en los campos no haya aficionados.