Una burbuja de felicidad

Desvelado el palmarés de esta 68 edición de Zinemaldia, algunos de los premiados comparten sus impresiones con los medios. El bilbaino David Pérez Sañudo, premio al Cine Vasco, ha resumido el sentir general: «No quiero que esta burbuja pinche».

Oihane Larretxea|DONOSTIA|26/09/2020
Palmares
Los premiados de esta edición muestran su alegría. (Andoni CANELLADA/FOKU)

Tras nueve días de competición, la jornada concluye con el palmarés de esta 68º edición de Zinemaldia. Las salas se han llenado de gente y las vidas de cine, y eso es lo que cuenta. A la espera de valoraciones de este atípico año, las impresiones más frescas llegan por boca de los ganadores y ganadoras.

La directora Dea Kulumbegashvili, que ha ganado la Concha de Oro a la mejor película y el premio a la mejor dirección y al mejor guion por ‘Dasatskisi/Beginning’, ha agradecido enormemente todos los reconocimientos. Se ha mostrado muy sorprendido con el éxito rotundo- «Ha sido la primera proyección, y el resultado ha sido una enorme sorpresa para todos», ha dicho.

La joven directora cree que los premios marcan una diferencia, y espera que sirvan para apoyar la que pueda ser su próxima película. En definitiva, «de que crean más en mi trabajo de aquí en adelante». A los jóvenes autores que luchan por sacar adelante sus metrajes, les ha dicho que es difícil este oficio, pero que es «importante» creer en ello. «Tu película es la razón por la cual atraviesas estas dificultades, por eso el viaje es difícil. Lo que importa es creer en tu proyecto, y rodearte de personas que tambiçen confíen en ti».

La cinta también se ha llevado el gato al agua la Concha de Plata a la mejor actriz, que ha ido a parar a manos de Ia Sukhitasvili. En conexión desde su hogar, en Georgia, la intérprete se ha mostrado realmente emocionada porque el camino, según ha dicho, «ha sido duro». «Como actriz ha sido un honor participar en Zinemaldia y ganar el premio algo increíble. Estoy tranquila, pero en estos momentos tengo un cúmulo de emociones difícil de explicar. Ha sido un camino muy difícil y estoy muy muy feliz», ha insistido.

Coral ha sido la Concha de Plata a mejor actor: Mads Mikkelsen, Thomas Bo Larsen, Magnus Millang y Lars Ranthe han sido agasajados por ‘Druk/Another Round’. Cosas de la pandemia, no han podido recogerlo en persona pero sí han querido conectar desde casa. Brevemente, se han mostrado felices de que la concha haya sido tan compartido. «Ha sido un premio coral, como coral es la película».

Reconocido con el Premio Irizar al Cine Vasco por su primer largometraje, ‘Ane’, el joven David Pérez Sañudo encadenaba hoy dos días de éxito, después de recibir ayer el premio al Mejor Guion Vasco. Aún flotando, insistía en citar el nombre de Marina Parés, co-guionista del film.

«Esta es nuestra primera experiencia, y empezar así nos ayuda a seguir trabajando y pensar que quizá nos hemos ganado el derecho a seguir en esto, ha sido una tarea muy muy dura, y el apoyo y el mimo del festival ha sido una gozada», ha declarado.

Los premios los van a emplear «como reclamo», aunque ha agregado que en estos momentos «el ego está por las nubes». «Son dos jornadas consecutivas con premio, ha habido un filtro que ha decidido que nuestra película tenía, tiene, unas virtudes».

No sabe qué viene en adelante, y tampoco parece que al menos hoy le importe demasiado. Quiere saborear el momento. «Es una experiencia personal indescriptible, es difícil abstraerse de la burbuja. No estamos habituados a que las cosas vayan bien y tenemos miedo que pinche la burbuja».

Quien sí tiene su próxima película en marcha es Julien Temple, Premio Especial del Jurado por ‘Crock of gold: A few rounds with Shane MacGowan’. Sin desvelar demasiado, ha afirmado que ya tiene un proyecto entre manos. Competía en Zinemaldia con un documental sobre Shane MacGowan y no ha defraudado. «Es genial estar aquí con un documental en competición oficial. Creo que no hay tanta diferencia: si una película es buena no importa que sea documental o ficción».