La LEP.M sale en defensa de su modelo de gestión en un extenso comunicado

Expone que, entre otros datos, las audencias de televisión en los territorios donde se lleva a cabo la actividad de la pelota, «la segunda especialidad con mayor seguimiento tras el fútbol», avalan su gestión.

Jon Ormazabal|29/09/2020
Lepm
Presentación de la LEP.M en Bilbo en 2002. (Monika DEL VALLE/FOKU)

Mientras Baiko sigue sin responder, al menos de manera pública, al emplazamiento que gran parte de su plantilla le hizo en Tolosa, ni ofrecer su versión sobre los hechos denunciados en el Beotibar, la LEP.M ha publicado un extenso comunicado en la web de Baiko y horas después en la de  Aspe, en el que hace una fuerte defensa de su modelo de gestión. Sin citarlo expresamente, el texto es una respuesta directa al emplazamiento de Pilotabizi Pilotazaleen Elkartea a instituciones y federaciones, en el que les solicitaba una profunda reflexión sobre si el modelo actual de la pelota profesional garantiza la continuidad de la pelota a mano de cara al futuro.

En el escrito, la LEP.M hace un repaso de sus casi dos décadas de existencia y afirman que «el razonable éxito del modelo organizativo desarrollado a través de la LEPM tiene su reflejo o constatación en datos tales como las audiencias de televisión que de forma continuada durante años se dan en los territorios donde se lleva a cabo la actividad de la pelota a mano, siendo ésta la segunda especialidad con mayor seguimiento tras el fútbol».

Carácter privado

Defienden asimismo que el carácter privado de las empresas de pelota a mano profesional «es igual o semejante al de los titulares y participantes en otras competiciones que existen, especialmente en el deporte profesional; tal y como lo son, por ejemplo, los clubes deportivos y las sociedades anónimas deportivas participantes en las ligas profesionales o en las competiciones de máximo nivel existentes en la actualidad. El marco de auto-regulación de sus propias actividades en la LEPM es, por otro lado, igual o similar al que se desarrolla en otros eventos o espectáculos públicos que se vienen organizando en otras modalidades deportivas».

Entienden además que la respuesta del público en los frontones avala esta apuesta, «sin el interés y seguimiento de las y los pelotazales, el sector no podría haberse desarrollado en la forma en que lo ha hecho» y apuntan además que su modelo ha sido imitado o reproducido en otras modalidades.

Defiende la LEP.M que son las empresas las que determinan en todo momento la relación de deportistas que acceden o dejan de pertenecer a sus plantillas y que el poder participar en las mejores competiciones es un estímulo para los pelotaris más jóvenes del campo aficionado. Asimismo, reiteran la colaboración que desde las empresas se realiza con las estructuras del deporte base.

Como ya hiciera Baiko en un anterior comunicado, inciden en que las empresas cumplen, como cualquier otro sector, con todas las obligaciones económicas y fiscales derivadas de su actividad.

Por último, reconocen que la crisis sanitaria derivada del covid-19 está teniendo repercusión en su actividad, con merma en sus ingresos económicos y apuntan que «generar polémicas no resulta adecuado en la actual situación en la que nos encontramos».