1 comentario

Un pequeño córner donde cabemos todos

Kaixo guztioi!

En primer lugar quisiera dar las gracias a NAIZ por confiar en mí para esta nueva aventura comunicativa. Una herramienta de presente para mirar y construir el futuro con los ojos de la innovación, el compromiso y la ilusión. No hay duda, la primavera llegará y para verla, apuestas comunicativas como NAIZ serán fundamentales.

Mi blog en NAIZ+ se llamará “Marakana Txikia”. El deporte será su eje principal, noticias, reportajes, entrevistas, curiosidades, efemérides, vídeos y vuestras aportaciones completarán este pequeño córner. El nombre responde a la curiosa historia del estadio del Estrella Roja de Belgrado. Un auténtico hervidero de fútbol y pasión en la década de los setenta. Los derbis de la capital serbia entre el Estrella Roja y el Partizan llegaron a ser presenciados por 110.000 espectadores, todo un récord en Europa. Medios e hinchas no dudaron en calificarlo como “el Pequeño Maracaná”.

Un escenario que presenció uno de los momentos mágicos de la historia del fútbol. Fue en 1976, durante la tanda de penaltis de la final de la Eurocopa entre las entonces Checoslovaquia y la República Federal de Alemania. En el lanzamiento decisivo, el centrocampista checo Antonin Panenka anotaba el penalti más célebre de la historia. Levitando, suave, por el centro... sorprendiendo al Sepp Maier. Un año después, el Pequeño Maracaná fue testigo también del botellazo que recibió el irritante Juanito desde la grada en un partido decisivo para obtener el billete al Mundial de Argentina. Actualmente, debido a las reformas para adecuarse a las normativa de la UEFA, el Estadio del Estrella Roja cuenta con capacidad para 55.000 personas.

Siempre hay una primera vez para todo y estas líneas han supuesto mi estreno en NAIZ. Espero que en adelante puedan disfrutar y compartir sus reflexiones, en Marakana Txikia todos tenemos cabida.

Ongi etorri

 

/