Moción de censura contra el «caciquismo» jeltzale en Karrantza

El portavoz de Karrantza Zabala, Raúl Palacio, será previsiblemente el nuevo alcalde del municipio después de que esa agrupación y Bildu sumen sus votos para respaldar la moción de censura contra el actual alcalde, del PNV.

NAIZ.INFO|BILBO|2012/11/22 17:25|0 iruzkin
20121122_karrantza
De izquierda a derecha, los concejales Patxi García, de Bildu, y Raúl Palacio y Agurne Agirreolea, de Karrantza Zabala. (Marisol RAMIREZ/ARGAZKI PRESS)

Palacio ha dicho en rueda de prensa celebrada en Bilbo que lo primero que hará, cuando llegue a la Alcaldía, será mejorar la transparencia del Ayuntamiento, favorecer la participación de los vecinos y encargar una auditoría externa sobre las cuentas municipales, porque estima que la deuda alcanza ya los 3 millones de euros.

El PNV, con el alcalde, José María Martín Iparragirre, a la cabeza, gobierna en la actualidad en minoría con cinco concejales, los mismos que Karrantza Zabala, mientras que Bildu cuenta con un edil, por lo que los votos de los dos grupos de la oposición harán prosperar, previsiblemente, la moción de censura en el pleno extraordinario del próximo miércoles 28 de noviembre.

Palacio, acompañado por el edil de Bildu Patxi Garcia, ha explicado que ambas formaciones han acordado unir sus votos para quitar la alcaldía al PNV para «poner fin a la situación de ingobernabilidad» del municipio.

Su intención no será gobernar el municipio de espaldas al PNV, sino propiciar «que los 11 concejales puedan llegar a acuerdos», ha asegurado.

Ha relatado que, después de doce años de mayoría absoluta en los que el PNV gobernó Karrantza como «un cortijo feudal», las elecciones de hace año y medio situaron a ese partido en minoría y, desde entonces, en lugar de tratar de alcanzar acuerdos con los grupos de la oposición, ha seguido gestionando en solitario.

Palacio y Garcia han acusado al actual alcalde de denostar y no ejecutar acuerdos plenarios respaldados por la oposición y, en concreto, se ha referido a la iniciativa para que el Ayuntamiento inicie procedimientos judiciales y depurar responsabilidades sobre posibles actuaciones delictivas de los promotores del proyecto de la planta de purines que se iba a poner en marcha en esa localidad.

Según han explicado, ese proyecto de ‘Karrantzako Minda’ «ha quedado reducido a un montón de cemento inservible y 12 millones de inversión pública tirados a la basura, sin que haya habido una sola dimisión política» y evidencia una «gestión desastrosa» por parte del PNV.

Han recordado que el Tribunal de Cuentas Públicas de la CAV realizó un informe al respecto en el que advertía de «indicios de delitos» en esa gestión, por lo que han dicho que, tras el cambio en la alcaldía tratarán de poner en marcha demandas judiciales encaminadas a determinar responsabilidades al respecto.