Los guipuzcoanos Lucas Egibar e Imanol Rojo acuden a Sochi con diferentes objetivos

El donostiarra Lucas Egibar es uno de los candidatos a estar en lo alto en la prueba olímpica de snowboardcross, mientras que el tolosarra Imanol Rojo aspira a entrar entre los treinta mejores en las carreras de esquí de fondo. 

@GARA_iintziarte|Donostia|2014/01/29 17:03|0 iruzkin
Sochi
Lucas Egibar e Imanol Rojo. (Gorka RUBIO / ARGAZKI PRESS)

El boarder Lucas Egibar competirá en los Juegos Olímpicos de Sochi (Rusia) con la esperanza de «optar a todo», según ha asegurado esta mañana en una comparecencia organizada por Basque Team. A sus 19 años, el donostiarra acude a la cita tras cosechar buenos resultados en su primera temporada en la categoría sénior, como un tercer puesto en la Copa del Mundo en Arosa (Suiza) o un sexto en Sierra Nevada.

Eguibar, de 19 años, acude a Sochi tras cosechar buenos resultados en su primera temporada en la categoría sénior, como un tercer puesto en la Copa del Mundo en Arosa (Suiza) o un sexto en Sierra Nevada.

El joven boarder conoce la pista de Sochi, donde disputó una prueba de la Copa del Mundo y logró el mejor tiempo, favorecido por las condiciones meteorológicas. «Es una pista muy plana, con saltos grandes y pocas curvas», ha comentado Egibar, quien ha admitido que no es su «mejor circuito», aunque está convencido de que puede hacerlo bien y «soñar» con una medalla. Es consciente de que sus competidores «tienen más experiencia», pero no abandona su propósito de «optar a todo» en la prueba que se disputará el 17 de febrero.

Más modestas son las expectativas del tolosarra Imanol Rojo, quien aspira a clasificarse entre los 30 primeros de alguna de las cuatro pruebas que disputará. Los 30 kilómetros persecución, la primera de las carreras que correrá, el 9 de febrero, es la que resulta más asequible a sus características, según ha manifestado. Rojo competirá también en las pruebas de esprint, 15 kilómetros y 50 kilómetros, los días 11, 14 y 23 de febrero, respectivamente.

Ambos conforman la representación vasca en estos Juegos Olímpico junto al esquiador de velocidad donostiarra Paul de la Cuesta.