EEUU reconoce que ha tenido preso en Guantánamo 13 años «por error» a un yemení

EEUU ha mantenido durante 13 años preso en Guantánamo a un yemení al que «confundieron» con un miliciano de Al Qaeda que luchó en Afganistán. Señala que es en realidad «un miliciano islamista de bajo nivel». Las autoridades de EEUU deben decidir si le ponen en libertad.

NAIZ|2015/12/02|0 iruzkin
Was7455005
Imagen exterior de la base estadounidense de Guantánamo. (Jim WATSON/AFP)

Las autoridades militares estadounidenses han admitido que han mantenido durante 13 años encarcelado en la prisión de Guantánamo a un yemení al que habían «confundido» con un miliciano que luchó con Al Qaeda en Afganistán.

Las autoridades han reconocido durante una vista judicial en Guantánamo este martes que Mustafá al Aziz al Shamiri, de 37 años, es en realidad «un miliciano islamista de nivel bajo y no un correo de Al Qaeda».

El preso yemení ha comparecido ante un panel que debe decidir si le pone en libertad. Hasta la fecha no ha sido liberado porque EEUU consideraba que era un preso «demasiado peligroso» y que representaba «una amenaza para su seguridad nacional».

En el perfil que publicó en su día, el Departamento de Defensa de EEUU sostiene que combatió en Afganistán y que estuvo relacionado con miembros de Al Qaeda. Sin embargo, las autoridades estadounidenses han admitido que creían que tenía un papel más importante que el que realmente ejercía porque le confundieron con otro miliciano con datos de identificación similares.

Desde su detención, ha permanecido en régimen de detención indefinida. En un comunicado, la representación de Al Shamiri ha dicho que ha cooperado con la justicia y que se ha mostrado «entusiasta y dispuesto a declarar».

Tras su testimonio, las autoridades de EEUU deben decidir si ponen en libertad a Al Shamiri, que ha estado encerrado en Guantánamo como «combatiente enemigo sin cargos» desde 2002. Es uno de los 107 prisioneros que siguen en el polémico centro de detención, de los cuales 48 ya han recibido autorización para ser liberados.