Los guardias civiles niegan haber torturado a Barrenetxea en la primera sesión del juicio

La Audiencia de Bizkaia acoge desde hoy el juicio contra cuatro guardias civiles responsables de la detención de Sandra Barrenetxea, cuya abogada pide 19 años de prisión para cada uno de los acusados por diversos delitos de agresión sexual, torturas y lesiones. En la primera sesión han prestado declaración los cuatro agentes encausados, que han negado las acusaciones.

Agustín Goikoetxea @goikodeustu|BILBO|2017/03/14|13 iruzkin
Loading player...

La Sección Primera de la Audiencia de Bizkaia juzga desde hoy a cuatro de los guardias civiles que tomaron parte en un operativo policial en Bilbo en 2010 en el que fueron detenidas nueve personas acusadas de pertenecer a Ekin, tras la denuncia de torturas sufridas en el periodo de incomunicación por parte de Sandra Barrenetxea, una de las arrestadas.

El tribunal lo conforman Alfonso González-Guija Jiménez, Juan Manuel Iruretagoyena Sanz y Reyes Goenaga Olaizola, que lo preside.

La vista ha comenzado con el planteamiento de las cuestiones previas de ambas partes. La sala ha rechazado las pruebas documentales y periciales solicitadas por las partes al considerarlas «innecesarias», entre ellas la toma en consideración de informes elaborados por guardias civiles en función de peritos. Además, queda fuera de este proceso la Abogacía del Estado, al reservarse la acusación particular el inicio de acciones civiles por la responsabilidad del Estado en los hechos que supuestamente cometieron funcionarios a su mando.

Posteriormente, han declarado los cuatro guardias encausados, quienes han rechazado responder a las preguntas de la acusación particular ante una sala repleta de compañeros del instituto armado. Jorge Rodríguez Iglesias, José Carlos Arranz Marina, Fernando Huete Chaparro y Ruben Villalba Carnerero han explicado al fiscal y a su abogado su cometido en el operativo, aclarando la función que cada uno de ellos desempeñó.

Todos ellos han negado los extremos que recoge la denuncia de Barrenetxea. Rodríguez Iglesias, Huete Chaparro y Villalba Carnerero han incidido en que su labor fue la custodia de la detenida durante su estancia en la Dirección General de la Guardia Civil mientras que Arranz Marina participó en la detención de Barrenetxea en Bilbo y luego se encargó de su traslado a Madrid. A preguntas de la presidenta de la Sala, el agente ha dicho que fue al lado de la detenida durante su conducción.

Mañana testifica Barrenetxea

Una vez concluidas las declaraciones, se ha dado por concluida la primera sesión. Mañana, a partir de las 10.00, está previsto que testifique Sandra Barrenetxea, a la que seguirán otros testigos y peritos.

Al mediodía, coincidiendo con la reanudación de la vista oral después de que la Sala deliberase sobre las cuestiones previas, ante el acceso al Palacio de Justicia, en la calle Barroeta Aldamar, ha tenido lugar una concentración convocada por Sortu, que se repetirá hasta el viernes, que es cuando está previsto que acabe el juicio. En torno a un centenar de personas se han reunido detrás de una pancarta con el lema «Inpunitatea stop!».

Petición de 19 años

La representación de Sandra Barrenetxea, ejercida por Jone Gorizelaia, reclama 19 años de cárcel para cada uno de los cuatro guardias civiles que están siendo juzgados: 10 por agresión sexual, 6 por torturas y 3 por lesiones.

Fiscalía y defensa, por contra, demandan la libre absolución al estimar que los guardias civiles no cometieron ningún delito ni falta.

Con este juicio, el maltrato a detenidos vuelve a ser juzgado por un tribunal con sede en territorio vasco después de que, en octubre de 2010, la Audiencia de Gipuzkoa lo hiciese con otros cuatro agentes del instituto militar a los que condenó por torturar a Mattin Sarasola e Igor Portu pero que luego fueron absueltos por el Supremo.

La causa de Barrenetxea ha llegado finalmente a juicio después de que, en febrero de 2015, la Sección Sexta de la Audiencia de Bizkaia estimase la apelación interpuesta por la defensa de Sandra Barrenetxea contra el tercer archivo decretado por el Juzgado de Instrucción nº 2 de Bilbo.

Desde que en octubre de 2010 se presentase la denuncia relatando lo sucedido, la titular del juzgado resolvió el sobreseimiento de la causa en junio de 2012, junio de 2013 y noviembre de 2014.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK