EiTB censura un anuncio sobre el libro ‘El desarme. La vía vasca’

EiTB ha censurado la emisión de una cuña publicitaria radiofónica sobre el libro ‘El desarme. La vía vasca’ de Iñaki Egaña, editado por GARA, Txalaparta y Mediabask, con el argumento de que contiene «algunas expresiones que denotan un contenido político evidente». Para poder emitirlo, «recomienda» eliminar la siguiente frase:  «…el desarme de una organización militar con la ayuda de la sociedad civil frente a las posiciones más inmovilistas».

NAIZ|2018/02/26 12:50
Loading player...

EiTB ha vetado la emisión de un anuncio publicitario, en Radio Euskadi y Euskadi Irratia, del libro ‘El desarme. La vía vasca’, en el que el historiador Iñaki Egaña, con la colaboración de periodistas de GARA, NAIZ, Mediabask y Mediapart, relata cómo se fraguó el proceso que llevó al desarme de ETA. Se trata de un producto periodístico de actualidad, elaborado tras una ardua labor de documentación, investigación y búsqueda de testimonios directos de los principales agentes políticos y sociales, internacionales e interlocutores de la organización ya desarmada que participaron en el proceso.

Los servicios jurídicos del ente público vasco aducen que la cuña contiene «algunas expresiones de contenido político evidente» y que el reglamento sobre publicidad aprobado por el Consejo de Administración de EiTB no permite la emisión de anuncios de ese tipo.

«La locución de la cuña contiene algunas expresiones que denotan un contenido político evidente, por lo que sería recomendable para poder emitirlo en nuestros medios la eliminación de la expresión:  ‘…. el desarme de una organización militar con la ayuda de la sociedad civil frente a las posiciones más inmovilistas’», argumentan.

EiTB remitió a GARA una versión manipulada de la cuña, sin la citada frase, como alternativa para poder emitir el anuncio. 

En sus normas reguladoras de la emisión de publicidad en los medios de EiTB, el ente no excluye publicidad por el hecho de que un producto tenga contenido político. En sus «Principios generales» precisa que no admitirá «publicidad relativa a la difusión de aquellas ideas filosóficas, religiosas o de carácter político cuyo contenido suponga proselitismo o adoctrinamiento, salvo lo dispuesto para las de carácter político en el régimen especial previsto durante las campañas electorales y en el derecho de antena».

También señala que la publicidad emitida «no podrá, bien por mención expresa o por alusión, menospreciar o herir las convicciones morales, ideológicas, religiosas o políticas de los ciudadanos».