El primer ministro de la ANP sale ileso de un ataque en su visita a la Franja de Gaza

Un artefacto ha explotado al paso del convoy que trasladaba al primer ministro de la Autoridad Palestina, Rami Hamdala, de visita en la Franja de Gaza, en un incidente que la ANP ha calificado de «intento de asesinato» y del que ha responsabilizado a Hamas. El movimiento islamista ha rechazado las acusaciones y ha condenado «el crimen» contra Hamdallah.

NAIZ|CIUDAD DE GAZA|2018/03/13 13:04|0 iruzkin
Hamdala
Guardaespaldas y miembros de las fuerzas de seguridad gazatíes protegen el convoy de Hamdallah a su salida de Gaza. (Mahmud HAMS/AFP)

El convoy en el que viajaban Hamdallah y el jefe de los servicios de Inteligencia de la Autoridad Palestina, Majid Faraj, se ha visto sorprendido por una explosión cuando atravesaba el paso de Beit Hanoun, según la cadena Al-Jazeera. Las imágenes difundidas por televisión han mostrado al primer ministro ileso.

Hamdallah, de hecho, ha pronunciado el discurso que tenía previsto durante el acto y en él ha asegurado que tres de los vehículos que componían el convoy han sufrido daños. La explosión ha dejado un cráter junto a la carretera y ha destruido los cristales de al menos uno de los coches.

«Una explosión tuvo lugar hoy en Beit Hanun junto al convoy del primer ministro. No hay heridos», ha asegurado en un comunicado el portavoz del Ministerio de Interior de la ANP. Al-Jazeera, en cambio, asegura que hay cinco heridos, una cifra que la agencia AFP ha elevado a siete.

Aunque aún se investigan las circunstancias de este incidente, el Gobierno de Mahmud Abbas ha responsabilizado directamente a Hamas. El portavoz de Abbas, Nabil Abu Rudeinah, ha asegurado que se trata de un intento por boicotear el Gobierno de unidad, informa la agencia Wafa.

«Quien haya perpetrado este acto sirve a los intereses de la ocupación israelí, el principal beneficiado de la división», ha añadido el portavoz, que ha alertado de «un periodo crítico para liquidar la causa palestina» y de los intentos para lograr «la libertad y la independencia».

También Al-Fatah se ha pronunciado en este mismo sentido, señalando al movimiento islamista. «Hamas tiene toda la responsabilidad de esta acción criminal. Sienta un peligroso precedente y se tomarán muchas decisiones y políticas teniéndola en cuenta», ha advertido un portavoz del Comité Central de dicha faccion, Hussein al-Sheij.

Hamas condena el ataque

Hamas, sin embargo, también se ha apresurado a condenar el ataque y a describirlo como «un intento por perjudicar la seguridad de Gaza y los esfuerzos para concluir la reconciliación». Las fuerzas de seguridad del enclave han iniciado una investigación, según un comunicado recogido por la agencia Reuters.

Las dos principales facciones palestinas sellaron el acuerdo de reconciliación en octubre de 2017, con el objetivo de poner fin a una década de división que ha mantenido separadas políticamente a Cisjordania y a la Franja de Gaza. El pacto, suscrito en El Cairo, no ha sido aplicado por completo.

Hamdallah regresó el pasado mes de octubre, por primera vez desde 2015, a Gaza. Su visita supuso un paso más la reconciliación entre Al-Fatah y Hamas, que debería desembocar en la asunción del Gobierno de Gaza por parte de la ANP, una transferencia no exenta de escollos a resolver (el primero, el drama humanitario de la población gazatí).

El coordinador de la ONU para el proceso de paz de Oriente Próximo, Nickolay Mladenov, ha condenado el último incidente y ha respaldado los esfuerzos de Hamdallah «para resolver la situación humanitaria en Gaza y lograr la reconciliación». «Los responsables del ataque de hoy buscan perjudicar estos trabajos. No deben tener éxito», ha advertido en Twitter.