Al menos doce muertos en un tiroteo en un bar de California

Al menos doce personas han muerto en un tiroteo en un bar de la localidad californiana de Thousand Oaks, según han informado las autoridades estadounidenses. El autor de los disparos ha fallecido.

NAIZ|2018/11/08 12:12
California
Policías en el exterior del bar en el que se ha producido el tiroteo. (Jeremy CHILDS/AFP)

Al menos doce personas han muerto por un tiroteo cometido esta pasada noche en un bar de Thousand Oaks, una localidad californiana cercana a Los Angeles, según un nuevo balance de víctimas confirmado por el sherif del condado de Ventura, Geoff Dean. El tirador también ha fallecido.

El incidente tuvo lugar en torno a las 23.15 horas en el Borderline Bar and Grill, un bar donde se celebraba una fiesta universitaria dedicada al country. Según testigos citados por la filial local de NBC, un hombre armado irrumpió en el local y realizó en torno a una veintena de disparos de forma indiscriminada.

«Le vi entrar (...) y comenzó a disparar», ha explicado Mitchell Hunter, de 19 años, que ha descrito al tirador como un hombre de piel clara y pelo oscuro. Habría abierto fuego con una pistola semiautomática.

La Policía, que investiga también las motivaciones del atacante, ha cotejado sus huellas digitales con las bases de datos para averiguar de quién se trata, ya que no portaba ningún documento identificativo. De esta forma habrían constatado que se trata de Ian Long, de 29 años, según fuentes citadas por la cadena. Tampoco están claras las circunstancias exactas de su muerte, ya que tan solo se sabe que presentaba una herida de bala, pero no quién realizó este disparo o si se trató de un suicidio.

La Policía ha cifrado en varios cientos el número de personas que se encontraban en el interior del establecimiento cuando comenzó el tiroteo, en el que también han resultado heridas varias personas. 

Entre las víctimas figura un policía, Ron Healus, que formó parte del primer equipo enviado a la zona y que, junto a sus compañeros, «intentó neutralizar la amenaza», en palabras de otro responsable de la Policía del condado de Ventura, Garo Kuredjian.