EH Bildu llama a buscar «alianzas amplias» para responder a la involución del Estado

Ante la «clara involución democrática» en la que está sumida el Estado español, EH Bildu ha instado a buscar «alianzas amplias» para responder a esa situación, «alianzas antifascistas y por la libertad» con los «pueblos oprimidos y los sectores republicanos». La Mesa Política de la coalición ha llamado a acudir el jueves a Bilbo «contra el fascismo, contra el autoritarismo y la negación de derechos».

NAIZ|DONOSTIA|2018/12/03 15:10|20 iruzkin
Ehbildu
Comparecencia de la Mesa Política de EH Bildu. (Juan Carlos RUIZ/FOKU)

La Mesa Política de EH Bildu ha hecho un llamamiento a las «gentes abertzales, antifascistas, favorables a la independencia y la democracia» a acudir este jueves a Bilbo a la manifestación que han convocado para reclamar una República Vasca, coincidiendo con el 40º aniversario de la Constitución española, a la que la mayoría de Euskal Herria «dijo no».

«Los problemas estructurales que tenemos a día de hoy tienen su origen en la Constitución y Transición españolas, que se fundamentan principalemente en la sacrosanta unidad de España y en la defensa de la propiedad privada», ha censurado.

La Constitución, según el coordinador general de EH Bildu, es «contraria a los intereses populares y es una cárcel para pueblos como el vasco, el catalán, el gallego u otros». A través de ella, ha denunciado, «no se puede transitar a un régimen ni de libertad, ni de justicia social».

En esa línea, ha advertido de que existe una «corriente subterránea importante en España que le conduce a seguir manteniendo una inercia que es la involución antidemocrática, la contrarreforma», al tiempo que ha insistido en que el Estado español «no se puede democratizar y no lo decimos con gusto. Nos gustaría que fuera posible otro tipo de alternativa, pero esta no es posible», ha expresado.

En referencia a las elecciones en Andalucía, Otegi ha destacado que «en el Estado español, como en muchos países de Europa y como en el planeta en general, hay una dinámica que conduce a los estados a formas cada vez más autoritarias de dominación política».

Por ello, ha reiterado que este pasado domingo «aunque algunos se fijen en otros focos, quien le puso programa político a la contrarreforma, como viene haciendo los últimos meses, fue el señor Pablo Casado y dijo en qué va a consistir: 155 de verdad, un programa de recentralización absoluta del Estado en el que citó expresamente Sanidad y Educación, que son las dos grandes estrellas de nuestro autogobierno y van a depender del Estado español».

Ha insistido en que se pone el foco en Vox como «si el resto de las derechas españolas estuviesen en posiciones mucho más razonables y mucho más de centro», pero ha incidido en que todas ellas «mantienen un programa de mínimos en común».

Las derechas pueden sumar

«No hay grandes diferencias entre unos y otros, porque no piensan diferente en el tema de la inmigración, en el tema de la recentralización, en el de apoyar a las fuerzas de seguridad del Estado, en el de aplicar el 155, en el tema de negar el derecho de autodeterminación», ha afirmado.

Para el dirigente abertzale, «el problema es que las derechas pueden sumar y si las derechas suman en el Estado español van a poner en marcha un proyecto de contrarreforma».

Ha dicho que la izquierda independentista «vive esta situación histórica con todavía mayor responsabilidad» porque, según ha dicho, «no nos gusta que haya gente con responsabilidades políticas en el país que frivolice con la situación, que le quite hierro. No nos gusta escuchar cosas como que esto es algo pasajero, aquí están pasando cosas, van a seguir pasando y van a ser cosas graves», ha avisado.

Acuerdos plurales de país

Frente a esa situación, «no se puede hacer ni la política del avestruz, ni mirar hacia otro lado», por lo que hacen falta «acuerdos plurales de país, amplios, populares, democráticos y antifascistas».

Para EH Bildu, «aquí no se trata de que unas siglas peleemos contra otras siglas, el contexto nos va a llevar a poner al país por encima de los intereses de los partidos». 

Por ello, ha resaltado la importancia de «organizar y activar a la gente» y que esta «ocupe la calle». En ese sentido, ha animado a «todos los sectores abertzales, de izquierda, a las mujeres, a los antifascistas, a todos los que se dan cuenta de la gravedad de la situación» a que tomen parte este jueves en la manifestación por la República Vasca. «Bilbo puede empezar a ser la primera respuesta de este país contra el fascismo, contra el autoritarismo y contra la negación de derechos», ha subrayado.