Cargas de la Policía Foral contra los trabajadores de Huerta de Peralta en huelga

Los trabajadores de Huerta de Peralta se encuentran en huelga indefinida desde esta mañana con objeto de exigir a la empresa que readmita a los cuatro trabajadores despedidos.

NAIZ|AZKOIEN|2018/12/26 09:40
Loading player...

Los trabajadores de Huerta de Peralta secundan desde hoy una huelga indefinida para reclamar la readmisión de sus cuatro compañeros despedidos. Según LAB, la huelga ha tenido un seguimiento «masivo» por parte de los trabajadores del campo, y «algo menor» en la planta de tratamiento y envasado, donde «la producción ha estado muy por debajo de lo normal». El sindicato ha denunciado que no ha podido recabar datos concretos porque «durante toda la mañana el comité de huelga no ha podido acceder ni a las huertas ni a la planta».

Desde primera hora de la mañana se han registrado momentos de tensión, cuando la Policía Foral ha acudido a las huertas para dejar entrar a los trabajadores que no apoyan la huelga.

Los Policías forales han cargado «hasta en cuatro ocasiones» a porrazos contra los huelguistas que se han situado en el acceso a las instalaciones de la empresa. «Todo aquel que ha querido entrar o salir lo ha podido hacer», ha indicado LAB, quien ha precisado que los empujones y porrazos de los policías han provocado «varias heridas y contusiones». En ese sentido, ha denunciado la «violencia totalmente gratuita» que ha ejercido la Policía Foral, así como la actitud del propietario de la empresa, que «en vez de sentar las bases de una negociación serena se ha dedicado a provocar y a señalar a los trabajadores huelguistas».

Según la central abertzale, la Policía Foral ha estado asistida por la Guardia Civil y por la Policía Municipal de Azkoien que, «a diferencia de la primera, no han realizado tareas represivas».

Para el mediodía, los trabajadores habían convocado una concentración ante la puerta de la empresa, pero la Policía Foral se lo ha impedido y han tenido que ponerse a un lado.

A las 17.00 llevarán a cabo una caravana de vehículos que partirá desde la misma empresa y recorrerá las localidades vecinas (Azkoien, Marcilla y Funes). El jueves, segundo día de huelga, los trabajadores trasladarán la protesta a Iruñea y se manifestarán desde el número 135 de la avenida Zaragoza hasta la sede de UAGN, donde realizarán una concentración. 

La empresa cuenta con más de 130 trabajadores, la mayoría migrantes. Según denunció LAB, a raíz de las primeras elecciones sindicales en 2017 y de que se mejoraran algunas condiciones laborales ha hecho que la dirección utilice la normativa disciplinaria «como herramienta de disuasión, coacción y represalia».