La Justicia francesa imputa por «corrupción» al presidente del Comité Olímpico Japonés

El presidente del Comité Olímpico Japonés, Tsunekazu Takeda, está imputado en el Estado francés por «corrupción activa», sospechoso de haber sobornado a miembros africanos del COI para que Tokio lograra la atribución de los Juegos de 2020.

Naiz|París|2019/01/11 10:44
Tokio
Tsunekazu Takeda, presidente del Comité Olímpico Japonés. (Gabriel BOUYS / AFP)

Takeda, de 71 años y considerado uno de los artífices de que la capital japonesa se impusiera en 2013 a Madrid y Estambul, fue interrogado el mes pasado por un juez francés que desde hace tres años investiga presuntas irregularidades.

Los investigadores franceses rastrean el pago de 1,8 millones de euros a una empresa interpuesta, tras la cual se encontraba el senegalés Papa Massata Diack, hijo del entonces presidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), Lamine Diack, según ha revelado el rotativo ‘Le Monde’.

Ese dinero, oficialmente para la elaboración de dos informes, pudo servir para sobornar a miembros africanos del COI a través de Diack, que hizo campaña entonces por la capital nipona.

Fue precisamente la investigación abierta contra el exdirigente senegalés y su hijo, ambos imputados en el Estado francés por presunta corrupción, lo que puso de relieve esos pagos sospechosos, que han llevado a investigar a Takeda.

Interrogado por vez primera en Tokio en febrero de 2017, el presidente del comité japonés confirmó esos pagos, pero no pudo justificar la elaboración de los informes. Un segundo interrogatorio, el pasado 10 de diciembre, abrió la puerta a su imputación.

Según los investigadores, el dinero circuló a través de una empresa basada en Singapur, denominada Black Tidings, antes de llegar a los bolsillos del hijo de Diack.

El primer pago, de casi 800.000 euros, data del 30 de julio de 2013 y el segundo, de 1 millón, del 28 de octubre de ese mismo año, apenas diez días antes de la votación en Buenos Aires de la Asamblea General del COI.

Tokio ganó en la segunda vuelta a Estambul, que había desbancado a Madrid en la primera tras un voto de desempate. La capital nipona obtuvo 42 votos en la primera votación y 60 en la segunda, frente a los 36 de la ciudad turca.

 

En la última aportación al debate, el periodista Fermin Munarriz analiza la importancia que tienen los medios de comunicación en la formación de la identidad de una comunidad. Desde esa perspectiva considera que EiTB debe dejar de lado competencias estériles con grupos exteriores y empezar a pensar y actuar en clave de país.

EITB, TERRITORIO, CULTURA, SOCIEDAD
Fermin MUNARRIZ