Txikon espera reemprender su camino hacia la cima del K2 el sábado

La expedición de Alex Txikon, que intenta convertirse en el primero de la historia en alcanzar en invierno la cima del K2, ha pasado «una noche tremendamente dura» por los «vientos huracanados» que han azotado la segunda montaña más alta del planeta (8.611 metros de altitud).

naiz|2019/02/21 19:28
Txikon
Alex Txikon intenta convertirse en el primero de la historia en alcanzar en invierno la cima del K2. (@AlexTxikon)

«Ha sido muy duro, con rachas de viento de más de 100 km/hora», ha confesado el montañero de Lemoa en una comunicación facilitada por su equipo de apoyo. Txikon se ha congratulado de haber construido iglús y murallas en el campo base que les facilitaron a él y a sus compañeros el descanso y la protección ante las duras condiciones meteorológicas.

Aunque los vientos huracanados «no han cesado durante toda la noche la mitad del equipo que duerme en los iglús han notado una notable diferencia en comparación con el resto del equipo que decidió desde un principio no dormir en los iglús, puesto que no han pegado ojo». Y «gracias al muro de nieve construido a principios de semana, el viento no se ha llevado las tiendas de campaña», ha añadido.

A pesar de estas complicación meteorológicas, ya esperadas, Txikon está «contento y positivo». «El hecho de anticiparse a cada situación, está haciendo que no tengamos problemas y podamos afrontar lo mejor posible las temibles condiciones del K2 invernal y sus vientos huracanados», ha comentado.

A toda la expedición lo que le toca ahora es «esperar a que después de la tormenta llegue la calma» y puedan «aprovechar la ventana de buen tiempo» que se avecina para seguir trabajando en la montaña. «Ya está amainando el vendaval y para mañana se esperan vientos más débiles, por lo que nuestra intención es subir pasado mañana al Campo I, al Campo II, al Campo III y así sucesivamente ... a ver lo que somos capaces de hacer», ha señalado el bizkaitarra.