La familia del preso muerto en Zaballa agotará «todas las vías» para esclarecer los hechos

La familia de Jonathan Costillas Rituerto, el joven de 24 años vecino de Gasteiz que el pasado lunes apareció ahorcado en su celda en la prisión de Zaballa, ha anunciado que se ha personado junto a Salhaketa en la causa abierta por esta muerte y que  agotará «todas las vías jurídicas» para esclarecer los hechos. El miércoles habrá una concentración ante la Subdelegación del Gobierno español en Gasteiz.

Nerea Goti|2019/04/08 12:10
Preso_gasteiz
Familiares de Jonathan Costillas junto a miembros de Salhaketa. (Endika PORTILLO/FOKU)

El padre y una tía de Jonathan Costillas Rituerto, el joven natural de Gasteiz que apareció ahorcado en su celda en la prisión de Zaballa el pasado lunes, han comparecido esta mañana ante los medios junto a representantes de Salhaketa. Han anunciado que se han personado en la causa y han aclarado que desean «agotar todas las vías jurídicas para esclarecer los hechos».

Los representantes de Salhaketa César Manzanos y Maialen Martínez de Marigorta han trasladado el mensaje de la familia, dados los difíciles momentos por los que atraviesan. Han apuntado que a petición expresa de sus allegados desean «poner cara a Jonathan para que deje de ser un número más en esa lista inaceptable de fallecimientos en prisión».

Han indicado que la forma del fallecimiento «resulta extraña» a su familiares, así como que no hubiera habido «alertas previas con el fin de prevenirlo».

Según han remarcado, «esta muerte, como la inmensa mayoría delas ocurridas en prisión ni son inevitables ni son naturales».

Los allegados se han quejado, asimismo, del trato recibido. Según han explicado, una escueta llamada telefónica les comunicó la muerte, se les indicó que fueran a los juzgados y los encontraron cerrados.

A día de hoy, la familia sigue sin tener las pertenencias ni las cartas de Jonathan, «con instrucciones contradictorias entre cárcel y juzgados sobre cómo tienen que conseguirlas». Han apuntado que han estado cinco días sin poder ver el cuerpo y cuando accedieron a verlo, el trato fue «de una gran falta de sensibilidad».

Investigación y protocolo


Salhaketa ha anunciado una concentración el miércoles ante la Subdelegación del Gobierno español en Gasteiz, a las 12.00, en solidaridad con la familia. Ha hecho un llamamiento a los agentes sociales a acompañar a los allegados en su voluntad de esclarecer los hechos y denunciar el tratamiento que reciben por parte de la Administración.

La asociación que reiteró su demanda de que el Ministerio Fiscal «no se inhiba e investigue siempre de ocio estas muertes» recordó que estas personas se encuentran bajo custodia del Estado. «Estos son crímenes de Estado», ha señalado manzanos, que ha planteado «lo que más preocupa es que parece que a nadie le importa».

Familia y Salhaketa han planteado la necesidad de un «protocolo de actuación que dé atención a las familias en todos los casos de muerte bajo custodia de las instituciones».