El Gobierno navarro deja en manos del Parlamento el complemento de exaltos cargos

El Gobierno de Nafarroa ha analizado la polémica surgida en torno al complemento salarial para funcionarios que hayan sido altos cargos, un asunto que en su opinión compete zanjar al Parlamento navarro.

Naiz|2019/04/10 14:41
Anaollo
La consejera Ollo ha explicado la postura del Gobierno sobre el complemento a exaltos cargos. (Iñigo URIZ/FOKU)

El Gobierno adaptará la decisión a la normativa «con todo respeto», ha dicho en conferencia de prensa la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, que sin embargo ha cuestionado la «hipocresía que UPN y PSN están demostrando» en este asunto, en el que EH Bildu e I-E también se han mostrado críticos.

Y es que, ha recordado Ollo, este complemento del 25% del sueldo para los funcionarios que hayan sido altos cargos en la Administración navarra y sus organismos autónomos «fue aprobado por UPN y PSN en 2007» y desde entonces «ninguno» ha dejado de cobrarlo.

Ya en 2012, con motivo de la crisis, el Ejecutivo de UPN-PSN acordó suprimir las cesantías de los funcionarios al dejar de ser altos cargo por el «abuso» de algunos, y rebajar del 25% al 10% el complemento, que se percibe hasta la jubilación, para lo que remitió una ley al Parlamento que además contenía otras medidas.

Se trataba de un «recorte» motivado por la crisis que el gabinete de Uxue Barkos ha revertido al igual que el resto, y de hecho Ollo ha señalado que al elaborar el proyecto de Presupuestos de Nafarroa para 2019 solo quedaba vigente la rebaja del citado complemento y la supresión de la obligatoriedad de jubilarse a los 65 años, por lo que también la eliminó.

Sin embargo, ha subrayado, en el trámite parlamentario de los presupuestos el cuatripartito presentó una enmienda in voce para que con carácter excepcional en Salud se pudiera retrasar la edad de jubilación, aunque nada se dijo con respecto al complemento.

«No me atrevo a decir si fue por acción u omisión» pero «si algo es publico y notorio» es la elaboración del Presupuesto, que se «comparte en muchos foros» y «desde luego en el propio Parlamento», ha destacado.

Ollo ha explicado además que reponer el 25% tendrá una repercusión este año de 73.000 euros, «considerable» o «mínima» según se mire, pero en todo caso inferior a los 234.000 de ahorro que se derivan de la decisión adoptada en 2015 por el actual Ejecutivo de rebajar las «excesivas» remuneraciones del Gobierno.

De todas formas ha admitido que hay un debate social sobre los sueldos de los políticos que «es en el Parlamento donde se tendrá que dar», y ha reconocido que el Gobierno «podía no haber» incrementado el complemento pero hubiera sido «la única medida excepcional sin revertir».

En cuanto a los miembros del actual Gobierno que tendrán derecho a cobrar el complemento si se mantiene en vigor, Ana Ollo ha comentado que desconoce qué harán o si se puede renunciar a él, y en su caso personal, «como no sé si lo voy a cobrar, no puedo decir lo que haré a futuro».