El pentacampeón Lewis Hamilton (Mercedes) también sabe sufrir para ganar en el GP de Mónaco

El piloto inglés, con problemas de «graining» sobre la fina lluvia de Mónaco, ha sabido defender hasta la extenuación la primera posición y se ha impuesto por delante de Max Verstappen (Red Bull) y Sebastian Vettel (Ferrari). El alemán finalmente ha sido segundo y Valtteri Bottas (Mercedes) tercero, porque el neerlandés tenía una sanción de cinco segundos que lo ha relegado a la cuarta plaza. [Estadísticas del GP de Mónaco]

Imanol Carrillo|2019/05/26 17:15
Hamilton2
Hamilton dedica a Niki Lauda su triunfo en Mónaco. (Yann COATSALIOU/AFP)

El difunto Niki Lauda, tres veces campeón mundial de F1 fallecido esta misma semana, ha tenido uno de los mejores homenajes dentro de la pista urbana de Mónaco. En ella, Lewis Hamilton, saliendo desde la pola, ha sufrido como nunca, hasta la misma línea de meta, para adjudicarse una nueva victoria, esta vez en el GP de Mónaco.

«Creo que estoy en problemas, el frente izquierdo está muerto», ha llegado a indicar el inglés por radio a su equipo mientras lideraba la prueba con problemas de graining –deterioro acelerado del neumático que se produce cuando la goma es sometida a un trabajo excesivo antes de que alcance la temperatura de trabajo adecuada– y con Max Verstappen (Red Bull) pisándole los talones.

Sebastian Vettel (Ferrari) también se ha unido a la fiesta en la vuelta 56, pegándose a Verstappen e imprimiéndole presión para que el neerlandés siguiese atacando a Hamilton, mientras Valtteri Bottas (Mercedes) llegaba por detrás con la intención de echar un cable a su compañero Hamilton.

Ha sido faltando siete vueltas cuando Verstappen, que necesitaba adelantar a Hamilton para intentar abrir hueco al arrastrar una sanción de cinco segundos por cerrar el paso a Valtteri Bottas en el pasillo de boxes, se le ha tirado al de Mercedes por fuera en Loews. Pero en el túnel ha perdido comba. El inglés ha tenido suerte de que este circuito urbano es poco propenso a los adelantamientos.

Faltando dos vueltas Verstappen lo ha vuelto a intentar a la salida del túnel, donde Hamilton se ha pasado de frenada y se ha visto tocado por el neerlandés, lo que ha provocado que el de Mercedes se haya ido recto, saltándose la chicane. Ha quedado pendiente de investigación –finalmente lo han dejado en nada–, pero el pentacampeón se ha dirigido ya hacia su tercera victoria en Mónaco.

También se trata del segundo triunfo consecutiva esta temporada tras ganar en el Gran Premio de Catalunya, por lo que se afianza en el liderato del Mundial.

Cabe resaltar la gran carrera de Pierre Gasly (Red Bull), que ha finalizado quinto y se ha quedado a muy pocos segundos de ser cuarto por esa sanción de cinco segundos de Verstappen. Por su parte, el madrileño Carlos Sainz (McLaren) ha sido sexto y el primer piloto tras las escuderías más potentes como son Mercedes, Ferrari y Red Bull.

Leclerc, fin de semana aciago

La cara amarga del GP de Mónaco ha sido el abandono de Charles Leclerc (Ferrari). El piloto local ha sufrido de todo antes de tener que despedirse de la carrera. Primero, en la vuelta 9 se ha tocado con el alemán Nico Hülkenberg (Renault) al intentar adelantarlo en La Rascasse, lo que ha provocado un trompo.

Después, en la siguiente vuelta ha pinchado y se ha visto obligado a dejar pasar a todos los monoplazas en el túnel de Mónaco, hasta que ha conseguido llegar a boxes tras dejar toda la goma de su rueda trasera izquierda sobre el asfalto monegasco y destrozar todos los bajos de su Ferrari. Ha inundado el trazado con fibras de carbono y esto ha provocado la salida del safety car.

Tras cambiar sus gomas, el monegasco ha sido taponado en la vuelta 17 por el toque entre Giovinazzi y Kubica, y un giro más tarde se ha visto obligado a abandonar. Ahí ha acabado su gris fin de semana, ya que partía desde la 16ª posición.