La alcaldesa de Conil (PSOE), en el espejo navarro: «No puedo gobernar con la derecha»

El candidato de Izquierda Unida, Juan Bermúdez, ha renovado su cargo como alcalde de Conil de la Frontera (Cádiz) gracias al rechazo de la cabeza de lista del PSOE, Carmen Sánchez, quien recibió la mayoría de los apoyos en la primera ronda gracias a los votos de AndalucíaxSí y PP. Sin embargo, la ya exalcaldesa rechazó los votos de la derecha. «Las convicciones están por encima del cargo», explica a NAIZ.

Ibai AZPARREN|2019/06/17 18:00
Carmensanchezpsoe
Carmen Sánchez, la alcaldesa que renunció al cargo, votando en Conil de la Frontera. (@carmen_sm81)

Tras lo ocurrido el sábado en Nafarroa, en que el PSN allanó el camino a alcaldes de Navarra Suma o se llevó varas de mando con su apoyo teniendo incluso una sola concejalía, cobra interés cercano lo ocurrido en la localidad gaditana de Conil. Por cierto, un pueblo con especiales conexiones con Euskal Herria, dado que cientos de vascos acuden allí de vacaciones.

En la primera votación para la constitución del Ayuntamiento de Conil de la Frontera, los cinco concejales del PSOE se votaron a sí mismos, además de recibir los votos de los cuatro concejales de AndalucíaxSi y dos del PP. De esta forma, obtuvieron la mayoría absoluta, con 11 ediles de 21. Sin embargo, el PSOE ha renunciado a esta posibilidad de gobernar, dejando paso a Juan Bermúdez (IU), que encabezó la lista más votada con nueve concejales tras recibir 4.040 votos de los conileños, 1.500 más que el PSOE.

«Intentamos llegar a un acuerdo con AndalucíaxSí, así igualábamos en concejales a IU. Pero el PP quiso entrar en el gobierno y eso no lo puedo permitir», explica la líder del PSOE en Conil de la Frontera, Carmen Sánchez, a NAIZ, a través de una llamada telefónica. A su juicio, las convicciones están por encima de los cargos y, por ello, el viernes por la mañana anunció que renunciaría a la Alcaldía.

«Yo no podía gobernar con la derecha», insiste. Tampoco el resto de concejales de su partido que tuvieron que responder uno por uno a si querían encabezar la candidatura, mostrando todos su rechazo a hacerlo. «La ciudadanía entendió que nuestra labor era liderar la oposición», explica, argumentando que fue el PP quien «no respetó el resultado y nos votó». 

Preguntada por la situación de Nafarroa, donde el PSN entregó varios ayuntamientos a la derecha evitando así gobiernos progresistas, Sánchez remarca que «no tiene conocimiento de la situación». «Cada uno tendrá que rendir sus propias cuentas», señala.

 

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK