Los Victoriano del Río dejan un herido por asta en un encierro con sentada de corredores

Las zonas de Telefónica, callejón y la plaza de toros han sido los lugares donde los astados de la ganadería de Victoriano del Río han puesto la emoción a un encierro que se ha prolongado más de lo habitual y que ha parado el cronómetro en los dos minutos y 49 segundos. A su paso han dejado un herido por asta en brazo. Esta carrera pasará a la historia por ser la primera en la que algunos corredores han protagonizado una sentada para protestar contra la «desnaturalización del encierro».

Pello Guerra|2019/07/11 07:51
02_saltando_corredor
Uno de los morlacos de Victoriano del Río salta por encima de un corredor en el callejón. (Idoia ZABALETA)

El encierro de los Victoriano del Río ha cobrado un protagonismo especial tres minutos antes de la carrera. Ese era el momento fijado por algunos corredores para realizar una primera protesta contra la «desnaturalización» del encierro a causa del entrenamiento al que son sometidos tanto mansos como toros y que está modificando la carrera hasta el punto de que resulta muy difícil correr ante los astados.

La manada ha salido de los corrales como es habitual, con los mansos en cabeza y abriendo la marcha a toda velocidad. Han cubierto la cuesta con el grupo ocupando el ancho de la calle con Curioso, el colorado, poniendo cierto peligro en un extremo.

Con mansos y bravos a todo galope, la torada ha cubierto la plaza Consistorial y Mercaderes. Tras tomar de nuevo la curva de Estafeta sin problemas, la manada se ha ido abriendo según ascendía por Estafeta, con cuatro toros siguiendo de cerca a los cabestros, seguidos de cerca por otro astado más y cerrando, Curioso.

Según iban cubriendo el tramo final de Estafeta se han abierto más, de tal manera que junto a los primeros mansos iban dos toros, seguidos del resto de sus hermanos. En Telefónica ha sido donde se ha producido el herido por asta de la jornada, cuando uno de los morlacos ha empitonado a un corredor valenciano en el brazo derecho, lo que le ha provocado una fuerte hemorragia.

Tras la cogida, ha proseguido la carrera, con los primeros morlacos pisando la arena. Han entrado los dos que abrían grupo con los cabestros, a continuación, otros dos y la última pareja ha sido la que ha vuelto a poner la tensión en la carrera. Mientras sus hermanos ya iban entrando en corrales, uno de los últimos morlacos se ha abierto hacia la izquierda y se ha dirigido hacia la barrera del coso, con los dobladores intentando llevarle hacia los corrales.

Durante unos quince segundos ha permanecido en la arena, mirando en diferentes direcciones, hasta que finalmente ha sido conducido a los corrales. Esa parada ha prolongado el encierro hasta los dos minutos y 49 segundos.

A su paso, los morlacos de la ganadería madrileña han dejado el herido por asta ya citado en Telefónica, además de cinco contusionados en plaza Consistorial, Mercaderes, Estafeta y también Telefónica.

 

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK