París aprueba definitivamente el impuesto a los gigantes digitales

A pesar de las presiones recibidas desde EEUU, el Estado francés impondrá finalmente un impuesto a los gigantes digitales, conocido como “Tasa GAFA” –en referencia a Google, Apple, Facebook y Amazon–, por el que gravará con un 3% de la cifra de negocio generada en territorio francés.

naiz|París|2019/07/11 16:06
Applelogo
Apple es una de las compañías que se verá afectada por el nuevo impuesto francés. (Gabrielle LURIE | AFP)

El Senado ha votado este jueves a favor del pionero proyecto de ley para la creación de un impuesto sobre los servicios digitales, convirtiendo así al Estado francés en el primero en establecer este gravamen, después de los desacuerdos para llegar a fijar un impuesto semejante a nivel europeo y a la espera de alcanzar un acuerdo al respecto en el seno de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El pasado mes de marzo, los Estados miembros de la UE renunciaron a la creación de un impuesto europeo que grave la actividad de las multinacionales digitales a pesar de que la mayoría de socios comunitarios –entre ellos Alemania, Estado francés, Italia y Estado español– eran favorables a la tasa, que contaba con la oposición frontal de Suecia, Dinamarca, la República de Irlanda y Finlandia.

De hecho, a imagen del proyecto bloqueado en la UE, el impuesto francés gravará en un 3% los ingresos de las empresas de servicios digitales que facturen más de 750 millones de euros a nivel mundial y de ellos al menos 25 millones en el Hexágono.

Según los cálculos del Gobierno de Emmanuel Macron, este impuesto permitirá recaudar unos 400 millones de euros en 2019 y hasta 650 millones el próximo año.

Alrededor de una treintena de empresas del sector se verán afectadas por el nuevo impuesto, de las que la mayoría son compañías estadounidenses.

Además de Google, Apple, Facebook y Amazon, también entrarán en este paquete Airbnb e Instagram, así como la francesa Criteo, plataforma líder de publicidad para el Internet abierto.

Presiones de EEUU

Con su decisión, París ha desoído las críticas al impuesto vertidas desde Washington, que este miércoles anunció la apertura de investigación al considerar que «apunta injustamente hacia las empresas estadounidenses».

«El presidente (Donald Trump) ha ordenado que investiguemos los efectos de esta legislación y determinemos si es discriminatoria y grava o restringe el comercio de los Estados Unidos», declaró el representante de Comercio, Robert Lighthizer.

El ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, ha lamentado la apertura de este procedimiento por EEUU, señalando que «entre aliados se deben resolver las diferencias de una manera distinta a la amenaza». «Francia es un Estado soberano; decide soberanamente sobre sus disposiciones fiscales», ha subrayado.

Para el ministro, la legislación francesa sobre los GAFA debería ser un incentivo para acelerar las negociaciones con EEUU sobre este tema en la ODCE, pues a su juicio la solución debe ser internacional.