El Eibar se lleva la Euskal Herria Txapela ante la Real (2-1)

El Eibar ha derrotado a la Real por 2-1 en la final de la Euskal Herria Txapela jugada esta tarde en Tolosa. El equipo blanquiazul se ha adelantado con un gol de Isak, pero los azulgranas han remontado con tantos de Paulo Oliveira y De Blasis.

Joseba ITURRIA|2019/08/10
Ehtxapela
Jugadores del Eibar celebran el gol de Oliveira (Monika DEL VALLE / FOKU)

Un Eibar fiel a la forma de jugar que le ha permitido competir en Primera con mucha solvencia en los últimos años se ha impuesto a una Real Sociedad en la que Imanol parece decidido a cambiar el sistema y el estilo en el que más cómodos se han sentido sus jugadores, el que él más ha utilizado en el primer equipo y en el Sanse, como lo han practicado todos los equipos de la cantera de Zubieta en los últimos años.

El técnico oriotarra ha repetido el 4-4-2 con rombo en el centro del campo que tan buen resultado le dio ayer ante Osasuna, pero con otros jugadores. Ha dejado claro que Rulli no cuenta al volverle a dejar sin convocar y alinear a Remiro de salida.

Parecido mensaje le ha enviado a Pardo al alinear antes a los jugadores del filial Zubimendi y Roberto López en el rombo del centro del campo junto a Zurutuza y Odegaard, con Isaak y Willian José como pareja de delanteros. El riojano ha jugado la segunda parte completa en el puesto de Zubimendi, pero que no haya jugado de inicio ya es significativo.

El Eibar ha puesto a la Real mucha más oposición que ayer Osasuna con una presión que ha impedido salir de su campo y jugar el balón. Tampoco parece que el 4-4-2 sea un sistema adecuado para salir con el balón jugado como se puede hacer con el 4-3-3 y ha bastado un equipo competitivo y que presiona muy bien como el Eibar para confirmarlo.

La Real apenas ha salido de su campo en el primer tiempo en la jugada del gol, en la que Isak ha recogido un balón en el campo realista en el minuto 14, ha superado por velocidad a Bigas y ha marcado el 1-0 con un disparo con la izquierda.
 
Antes de esa jugada Remiro había intervenido para despejar dos remates de De Blasis y Sergi Enrich y en el gran déficit de la Real, en la defensa de las jugadas de estrategia, el Eibar ha empatado en el minuto 22, cuando Paulo Oliveira ha cabeceado un saque de esquina botado por Orellana. Era el tercer remate azulgrana en saques de esquina, un problema que la Real no termina de solucionar.

Antes del descanso Imanol y Mendilibar tuvieron que sustituir por problemas físicos a Willian José por el jugador del Sanse Alkain y a Pedro Bigas por Calavera, que ha entrado en el lateral derecho, con lo que Tejero ha pasado al izquierdo y Cubero al puesto de central.

En el segundo tiempo la Real ha mejorado, con un juego más directo al espacio sin elaborar el juego y ha tenido tres ocasiones en una contra de Isak que ha rematado a las manos de Yoel, una falta directa de  Odegaard fuera y en un disparo alto de Kevin en una acción en la que los blanquiazules han pedido penalti.

Pero cuando mejor jugaba la Real De Blasis ha marcado el 2-1 para el Eibar en un gran disparo desde fuera del área tras un centro de Sergio Álvarez. Odegaard ha podido empatar, pero su remate lo ha repelido un defensor del Eibar y Zurutuza también ha tenido la oportunidad de forzar los penaltis en la última jugada del partido, pero su remate ha salido fuera.

Por la Real han jugado Remiro; Zaldua, Llorente, Zubeldia (m.57, Raúl Navas), Kevin Rodrigues; Zubimendi (m.46, Pardo), Zurutuza, Odegaard, Roberto López (m.75, Petxarroman); Isak y Willian José (m.31, Alkain).

En el Eibar José Luis Mendilibar ha utilizado a Yoel; Tejero, Oliveira, Bigas (m.34, Calavera), Cubero; Orellana (m. 82, Ekhi Bravo), Sergio Álvarez, Escalante, De Blasis; Kike García y Sergi Enrich (m.72, Nano).

El árbitro ha sido Gorka Sagues, que ha amonestado a Sergio Álvarez (m.65), Kike García (m.78) y Diego Llorente (m.90).

Antes del partido se ha vivido un emotivo homenaje a Periko Alonso, tolosarra integrante del equipo campeón de la Real.