Un ciclón llamado Real Sociedad desarbola al Alavés en 45 minutos

La Real ha pasado por encima del Alavés en una contundente primera mitad y se ha llevado con merecimiento los tres puntos en el derbi disputado en Anoeta. Dos goles de Oyarzabal y uno de Willian José para el 3-0 final.

Imanol INTZIARTE|2019/09/26
Primero
Oyarzabal envía a la red la asistencia de Odegaard en el 1-0, con Pacheco superado en el suelo. (Juan Carlos RUIZ / FOKU)

La parroquia blanquiazul se frota los ojos para comprobar si es verdad lo que ve. Su equipo suma tres victorias consecutivas, 13 puntos en total, es segundo en la tabla, y todo con un fútbol de muchos kilates.

En la grada de enfrente, los babazorros ven cómo su equipo vuelve a salir de vacío de otro derbi, dejando además pobres sensaciones. Garitano ha presentado siete cambios tras la visita a San Mamés, pero su equipo se ha visto nuevamente superado.

Imanol Alguacil solo ha hecho tres modificaciones respecto a Cornellá, incluyendo el debut del meta Remiro en partido oficial. Su Real O,O (Oyarzabal & Odegaard) desata la euforia y deja una resaca muy placentera. El canterano de Eibar y el fichaje noruego llevan el timón en una tripulación perfectamente engrasada.  

Desde el arranque la Real se ha hecho con el monopolio del balón, y ya ha dado el primer aviso en el minuto 6 con una clarísma ocasión para Llorente, solo en el segundo palo al saque de una falta pero que ha cruzado en exceso su testarazo.

Maravillosa asistencia de Odegaard

El Alavés apenas tenía el balón y trataba de bajarle las pulsaciones al choque. En vano. Odegaard ha hecho magia con un caño y una brutal asistencia a Oyarzabal, que ha empujado a la red su primer tanto de la noche (1-0, 19). Se quedan cortos los calificativos, no se pierdan el pase del rubio escandinavo.

La espita estaba abierta. Pasada la media hora, Oyarzabal ha puesto un centro desde la banda izquierda y Willian José ha robado la cartera a su marcador para cabecear el segundo (2-0, 32).

Y antes del descanso, un centro de Portu ha golpeado en el brazo de Marín. La nueva norma señala que si el brazo está despegado del cuerpo es pena máxima, con o sin voluntariedad. El árbitro ha consultado el VAR, ha señalado el penalti y Oyarzabal no ha perdonado desde los once metros (3-0, 41).

Pescado vendido

Cuando ambos contendientes han tomado el camino de los vestuarios daba la sensación de que todo el pescado estaba vendido. En la segunda parte, la Real ha levantado el pie y el Alavés ha buscado un tanto que le permitiera recortar diferencias.

Pero la ocasión más clara la ha tenido Portu en el 86, tras un penalti sobre Merino por el que Manu García ha visto su segunda amarilla y la consiguiente tarjeta roja. Pacheco ha adivinado la intención del atacante murciano y ha detenido el lanzamiento.

Ambos conjuntos volverán a jugar el domingo. El Alavés regresará a Mendi para recibir a un Mallorca que ahora mismo es rival directo en la zona baja, mientras que la Real visita a un Sevilla que hoy se ha visto remontado por el Eibar.

 

NAIZ KONTZERTUAK
Loading player...


Bederatzi talde, bost Euskal Herriko areto... Denboraldi honetako NAIZ Kontzertuen unerik onenak.