Díaz-Canel defiende las convicciones de la Revolución al asumir como presidente de Cuba

Miguel Díaz-Canel ha asegurado que la Revolución cubana preservará todas sus convicciones junto a su pueblo, incluso bajo la amenaza de Estados Unidos, el su toma de posesión como presidente de la República de Cuba.

NAIZ|2019/10/10 22:36
Cuba
Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel, a su llegada a la Asamblea. (CUBAVISIÓN / AFP)

Miguel Díaz-Canel ha sido elegido hoy presidente de la República de Cuba por mayoría absoluta por la Asamblea Nacional del Poder Popular. Salvador Valdés será su vicepresidente. Su mandato finalizará en 2023, cuando termina la actual legislatura del Parlamento cubano.

En su discurso de toma de posesión del cargo, Díaz-Canel ha subrayado que la Revolución cubana preservará todas sus convicciones junto a su pueblo, aún bajo las amenazas de Estados Unidos, y ha destacado la moral y la dignidad del proceso político de la isla.

El renovado enfrentamiento entre Cuba y Estados Unidos, tras la efímera paz del deshielo al final de la presidencia de Barack Obama, y la crisis económica en la que está sumida la isla han marcado el tono del primer discurso de Díaz-Canel como presidente.

«Mientras más nos agreden, mientras más nos intimidan, más crece la voluntad y la fuerza nacional: la unidad», ha dicho el mandatario, quien ha dadoo por iniciada «una nueva etapa de trabajo» institucional con el futuro como prioridad.

Asimismo, ha avanzado como prioridades de su Gobierno «las exportaciones, la inversión extranjera, la construcción de viviendas, la producción de alimentos, el turismo, el transporte y las fuentes renovables de energía».

Díaz-Canel ha añadido que comienza una nueva etapa de trabajo para los representantes del Estado y del Gobierno, la cual demandará de cada dirigente la disposición de abandonar las prácticas obsoletas y mecanismos engorrosos.

Además de elegir al presidente y vicepresidente de la República, los parlamentarios también han designado a los máximos responsables de la Asamblea, así como a los miembros del renovado y reducido Consejo de Estado, hasta ahora el máximo órgano decisorio del país.

Dos históricos

Y ahí ha llegado la única sorpresa: han quedado fuera del Consejo Ramiro Valdés (87 años) y Guillermo García Frías (90 años), los únicos históricos comandantes que permanecían en el poderoso órgano rector, pero que seguirán en las altas esferas del Partido Comunista de Cuba, al frente del cual está Raúl Castro, donde aún se toman las grandes decisiones del país.

Con la reducción del Consejo de Estado de 31 a 21 miembros, han salido también destacados dirigentes como el canciller, Bruno Rodríguez, y los hasta ahora vicepresidentes, Roberto Morales e Inés María Chapman, tres nombres que suenan como posibles candidatos a primer ministro.

La incógnita no se despejará hasta diciembre próximo, cuando en una nueva reunión del Parlamento Díaz-Canel dé a conocer la nueva composición de su gobierno, con un primer ministro (o primera ministra) al frente.

Miguel Díaz-Canel se ha convertido hoy, por mandato constitucional, en el primer civil al frente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba, puesto que antes ocuparon Fidel Castro como comandante en jefe y su hermano Raúl como general de Ejército.

La salida de los históricos de la Revolución que quedaban en el Consejo de Estado y la entrada de caras nuevas más jóvenes ha sido una de las claves de la jornada, en un paso más de la política de rejuvenecimiento con la que la cúpula cubana busca dar continuidad a la Revolución.