EH Bildu pide censurar el «uso partidista» dado por Maya al Ayuntamiento con Casado

EH Bildu ha propuesto en el Ayuntamiento de Iruñea una declaración que exige al alcalde, Enrique Maya, a su partido, UPN, y a los socios del «tripartito de derechas» (PP y Ciudadanos) que dejen de usar con «fines partidistas» la fachada de la Casa Consistorial.

Naiz|2019/10/14
Casado_ona
Casado, en el balcón desde el que se lanza el Txupinazo sanferminero. (Idoia ZABALETA/FOKU)

Tras la visita del presidente del PP, Pablo Casado, a la Casa consistorial iruindarra la pasada semana, la coalición soberanista ha presentado su propuesta de declaración en la que además insta a Navarra Suma a que cesen en su «comportamiento desleal con respecto al proceso electoral en marcha».

En esta declaración, EH Bildu critica que el alcalde y sus socios de gobierno convocaran el pasado viernes a la prensa para un posado desde el balcón principal del Ayuntamiento con motivo de la visita a Iruñea del presidente del PP, «visita cuyo único objetivo era lanzar un mensaje electoral acerca de la realidad institucional de Navarra».

Al hacerse este «posado» en el marco de un acto político «con evidente sesgo electoral», se estaría incumpliendo el mandato de la Junta Electoral Central de 20 de mayo de 2015, cuando afirma que «La igualdad en el sufragio es esencial en la representación democrática. Por eso, la ley encomienda a la Administración Electoral preservarla y prohíbe a los poderes públicos -que están al servicio de todos los ciudadanos- tomar partido en las elecciones».

En opinión de Bildu, este acto «de carácter electoral» realizado en la fachada institucional del Ayuntamiento «vulnera el principio de objetividad electoral de las entidades locales, debido a que este acto, en definitiva, constituye un acto de adhesión y apoyo a una determinada causa partidista que compromete la neutralidad política de este Ayuntamiento», argumenta.

Desde la coalición abertzale se preguntan con ironía si el alcalde de Iruñea recibirá con los mismos honores a los líderes de todas las siglas políticas que se presenten a las elecciones del 10 de noviembre y si «a todos ellos los agasajará con un posado desde el balcón principal de la Casa Consistorial».

Por ello, mantienen que esta es «una muestra más del autoritarismo y la soberbia con la que está gobernando Enrique Maya y su tripartito  que creen que pueden disponer de la casa de todos los y las pamplonesas como si de su cortijo particular se tratara».

Esta declaración, de pasar el trámite de urgencia, se sumará al debate de otra, también presentada por EH Bildu en la que se exige a Enrique Maya que revierta la decisión de fijar dietas de 361,5 por sesión para los cinco cargos de libre designación que el tripartito ha colocado en el consejo de Comiruña.

Asimismo, desde la coalición abertzale se reclamará que el Equipo de Gobierno cierre también la posibilidad de que estas mismas dietas se impongan en otros organismos como PCH o MercaIruña, al entender que esta forma de actuar supone un regreso a un modelo de gestión «absolutamente criticable e injusitificable».

«Nunca vamos a permitir que la derecha vuelva a usar las instituciones para enriquecer a los cargos afines con dietas y sobresueldos. Es absolutamente censurable, raya la corruptela y supone un agravio insoportable para las miles de personas que pasan calamidades en nuestra ciudad capeando como pueden las consecuencias de la crisis pasada y temblando ante la que ya se asoma», sentencian.