López Obrador reconoce que liberaron al hijo del «Chapo» Guzmán para preservar «vidas»

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha reconocido hoy que la patrulla da la Guardia Nacional que arrestó a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín «el Chapo» Guzmán, optó por liberarlo para preservar «vidas» ante las virulentas acciones del cártel de Sinaloa, que se apoderó de la ciudad de Culiacán, donde se produjo la detención.

Naiz|Ciudad de México|2019/10/18
Sinaloa
Vehículos quemados en la ciudad mexicana de Cualiacán, escenario el jueves de una feroz batalla entre el cártel de Sinaloa y las fuerzas de seguridad. (STR/AFP)

Ráfagas de balas, armas de alto calibre, incendios de vehículos y columnas de humo inundaron el jueves la ciudad de Culiacán, en el noroccidental estado mexicano de Sinaloa, tras el arresto de Ovidio Guzmán, uno de los hijos del «Chapo» Guzmán, extraditado a EEUU, donde fue juzgado y condenado.

Según el secretario de Seguridad Alfonso Durazo, una patrulla de 30 miembros de la Guardia Nacional y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) realizaba un «patrullaje de rutina» en un barrio del centro de Culiacán, cuando desde una vivienda fue atacada a balazos, una acción que los uniformados repelieron deteniendo a cuatro personas.

«Se identificó a uno de ellos como Ovidio Guzmán López», lo que «generó que varios grupos de la delincuencia organizada rodearan la vivienda con una fuerza mayor a la de la patrulla», mientras que otros grupos causaban acciones violentas contra los ciudadanos lo que generó «una situación de pánico» en Culiacán, detalló Durazo.

Indicó que «con el propósito de salvaguardar el bien superior de la integridad y tranquilidad de la sociedad culiacanense, los funcionarios del Gabinete de Seguridad acordamos suspender dichas acciones».

Ante las confusas informaciones sobre lo ocurrido con el hijo del «Chapo», el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha reconocido hoy que la Guardia Nacional optó por dejarlo en libertad ante los ataques y bloqueos del cártel de Sinaloa.

Durante buena parte de la tarde del jueves, los habitantes de Culiacán permanecieron en sus lugares de trabajo y en sus casas y la actividad comercial se paralizó por horas.

«No puede valer más la captura de un delincuente que las vidas de las personas. Ellos (el gabinete de seguridad) tomaron esta decisión (liberarlo) y yo la respaldé», ha revelado el mandatario en su habitual rueda de prensa matutina.

Remarcó que la situación «se tornó muy difícil» en Culiacán –que durante horas estuvo sitiada por las balas– y, al estar «en riesgo» muchos ciudadanos, se optó por dejarlo en libertad