Aumentan a trece los fallecidos en las protestas de Chile

Trece personas han fallecido en las protestas registradas contra el aumento del precio del metro en Chile. Una de ellas, un joven de 22 años, fue atropellado por un camión de la Armada en la ciudad de Talcahuano.

NAIZ|SANTIAGO DE CHILE|2019/10/22
Chile
Militares chilenos junto al Palacio de la Moneda. (Martin BERNETTI/AFP)

Ya son trece las personas fallecidas en las protestas registradas contra la subida del precio del metro en Chile. El último cuerpo se ha encontrado de madrugada, electrocutado en un supermercado, y el anterior este lunes. Se trataba de un joven de 22 años que murió atropellado por un camión de la Armada en la sureña ciudad de Talcahuano.

Esta es la cifra más dramática de una revuelta que ha sacado a la calle a miles de personas, que han hecho frente al toque de queda para reclamar una sociedad «sin violencia» y «sin abusos». «El pueblo ha despertado», se leía en una pancarta exhibida por un ciudadano en una de las muchas concentraciones de la capital chilena, donde fue especialmente masiva la de la céntrica Plaza Italia.

Por su parte, el presidente, Sebastián Piñera, tiene previsto reunirse esta martes con partidos tanto del Gobierno como de la oposición para «explorar y ojalá avanzar hacia un acuerdo social que nos permita a todos acercarnos con rapidez, eficacia y responsabilidad hacia mejores soluciones a los problemas que aquejan a los chilenos y las oportunidades que merecen nuestro compatriotas».

Cabe señalar que Piñera defendió ayer la continuidad del toque de queda y aseguró que esta decisión se ha tomado porque «la democracia no solamente tiene el derecho, tiene la obligación de defenderse dentro del marco de la Constitución y la ley, de males como la violencia y la delincuencia y también la injusticia, los abusos y la corrupción».

«A veces he hablado duro contra esta violencia y delincuencia. Compréndanme compatriotas que lo hago porque me indigna ver el daño y el dolor que esta violencia y delincuencia provoca y porque es mi responsabilidad como presidente resguardar el orden público y asegurar el libre ejercicio de sus derechos», manifestó.

Inicio de las protestas

Las protestas estallaron la semana pasada por la decisión del Gobierno de subir el precio del billete de metro en hasta cuatro ocasiones en los últimos meses. El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) ha denunciado la detención de 1.333 personas, entre ellas 181 menores. Además, el organismo ha señalado que 88 personas han resultado heridas de bala, cinco de ellas en estado grave y una en riesgo vital.

En este contexto, el mandatario declaró el viernes el estado de emergencia e impuso el toque de queda en Santiago y otras ciudades. De momento, ha dado marcha atrás en la polémica medida congelando el precio del billete de metro, aunque ha declarado que el país está en «guerra contra un enemigo poderoso».