Emaús Internacional recibe el XVII Premio a la Solidaridad de Nafarroa

«Emaús Internacional es un ejemplo de cómo conjugar la lucha contra la pobreza y la exclusión social con el desarrollo económico sostenible y la defensa del medio ambiente», según ha puesto de relieve la presidenta de Nafarroa, María Chivite, durante la entrega del premio Navarra a la Solidaridad que otorgan el Gobierno del herrialde y Laboral Kutxa.

Naiz|2019/11/06
Premio_solidaridad
Entrega del XVII Premio Internacional a la Solidaridad de Nafarroa a Emaús Internacional. (GOBIERNO DE NAFARROA)

El acto ha tenido lugar este mediodía en el Salón del Trono del Palacio de Nafarroa, con la presencia del presidente de Laboral Kutxa, Txomin García, y de la consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu.

Por parte del Movimiento Emaús Internacional, han asistido su presidente, Patrick Atohoun, quien ha recogido el galardón, así como la delegada general de la organización, Nathalie Peré-Marzano, y el delegado en el Estado, José María García Breso.

El premio, instituido en 2002, tiene como finalidad reconocer a personas, ONG o instituciones que destaquen por su labor voluntaria en el ámbito de la cooperación internacional al desarrollo y en la lucha a favor de los sectores y países más desfavorecidos. Además, el galardón reconoce el trabajo de quienes contribuyen a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y a la creación de un mundo más justo.

El movimiento, que cumple este año su cincuenta aniversario, está formado en la actualidad por 360 asociaciones, con presencia en 37 estados. Su candidatura fue presentada por la Red de Economía Alternativa y Solidaria (REAS Navarra) y resultó elegida el pasado mes de junio por el jurado de entre 35 candidaturas.

Chivite ha resaltado, en su intervención, que los compromisos del Movimiento Emaús Internacional están alineados con la Agenda 2030 de desarrollo sostenible que promueve la ONU para erradicar la pobreza, la injusticia y la desigualdad y frenar el cambio climático. En este sentido, ha recalcado que Nafarroa ha asumido «de manera decidida» estos compromisos, tal como se refleja en las diversas políticas públicas que está desarrollando el Gobierno de Nafarroa.

La presidenta ha tenido palabras para Traperos de Emaús, la organización de este movimiento que opera en Nafrroa, y a la que ha definido como un referente en el herrialde en el mundo de la solidaridad. «Una organización –ha dicho- dedicada al reciclaje y la recuperación de materiales, pero que también se mueve en el ámbito de la economía social y solidaria, y que crea empleo digno para que las personas más desfavorecidas, muchas de ellas migrantes, puedan vivir su trabajo dignamente».

Finalmente, ha puesto de manifiesto que el premio entregado a Emaús Internacional no sólo reconoce su labor, sino también la forma de desarrollarla, implicándose en la transformación social, «sin quedaros en el mero asistencialismo hacia los que se sitúan en los márgenes de la sociedad».

Por su parte, el presidente del Movimiento Emaús Internacional, Patrick Atohoun, tras agradecer el premio en nombre de todos los grupos de la organización, ha destacado que, “«a globalización se encuadra en un modelo económico dominante que se basa en la financiación de la vida, la competencia y la competición. Es un modelo discriminatorio y da lugar a muchas exclusiones».

Además, ha añadido que, «más allá de las alternativas locales que podamos aportar nosotros al mundo, contamos también con la capacidad colectiva de construir una palabra política justa y presentar propuestas para la sociedad a escala mundial y así crear un mundo solidario».

Según Atohoun, si en su organización tienen capacidad de ayudar a las personas más excluidas a recuperar sus derechos, «creemos que los actores públicos deberían también poner en marcha políticas al servicio del bien común y de los más excluidos». En este sentido ha señalado que, «es un honor el premio que nos concede el Gobierno de Navarra por nuestra visión clara de poner las políticas públicas al servicio del interés general y de la solidaridad». Asimismo, ha agradecido la política que realiza el Ejecutivo en este ámbito ya que reúne los ideales que Emaús encarna con otras organizaciones de la sociedad civil.

Por último, ha incidido en la necesidad de dar respuesta a retos como la emigración ya que, «no nos enfrentamos a una crisis de las políticas migratorias, que son ineficaces, inhumanas y letales».