Baño de masas del equipo de rugby sudafricano tras proclamarse campeón del mundo

La selección de rugby de Sudáfrica, los Springboks, ha ofrecido el trofeo "Webb Ellis" del Mundial de Japón a su país en una gira en autobús por las ciudades de Pretoria y Johannesburgo ante decenas de miles de compatriotas.

NAIZ|2019/11/07
Rugby
Paso del autobús por una calle de Pretoria. (Phill MAGAKOE/AFP)

Subidos a un autobús descapotable de color negro, los Springboks han realizado su primera parada del día en los Edificios de la Unión –la sede del Gobierno nacional, en Pretoria–, donde han sido recibidos por el presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa.

«Esperamos haber inspirado a todo el mundo con lo que hacemos mejor, con este rugby, y esperamos que esto no pare aquí y que vaya más allá», ha dicho durante el acto Siya Kolisi, el admirado capitán de los "bokke" que hizo historia el pasado sábado al convertirse en el primer sudafricano negro en levantar un trofeo de rugby como líder de los Springboks.

Por su parte, Ramaphosa ha celebrado el talento del equipo entrenado por Johan "Rassie" Erasmus y ha destacado que esta victoria contribuye a la «construcción nacional» y a la «cohesión social», en un país en el que el rugby es mucho más que un deporte y donde los Springboks –antes asociados solo con la minoría blanca que controlaba el país durante el régimen del "apartheid”– son ahora un símbolo de unidad.

Tras el recorrido por Pretoria, los Springboks se han dirigido a Johannesburgo, la urbe más poblada de Sudáfrica (situada a solo 65 kilómetros al sur de la capital).

Allí, las paradas han incluido  tanto el centro de la ciudad como un gran punto y final de la jornada en el distrito de antiguos negros de Soweto, situado en el suroeste de Johannesburgo.

Este denominado "Tour del trofeo", sin embargo, no concluirá realmente hoy. Durante los próximos días, los Springboks visitarán también otras de las principales ciudades del país, como Ciudad del Cabo (suroeste), Durban (este) o Port Elizabeth (sureste), para presentar el trofeo ante sus aficionados.

Sudáfrica se convirtió el pasado sábado en tricampeona del mundo de rugby (1995, 2007 y 2019), tras derrotar a Inglaterra por 12-32 en la final de Tokio.