Bidasoa-Irun empata en el último suspiro en Guadalajara (26-26)

Los irundarras dejan escapar un punto cuando iban ganando de ocho goles a falta de 11 minutos. Al final, un gol de Sergio de la Salud faltando tres segundos ha dado el empate al equipo guipuzcoano.

Imanol Carrillo|2019/11/13
Bidasoa-irun
Jugadores y técnicos del Bidasoa-Irun hacen piña en un partido anterior. (Andoni CANELLADA/FOKU)

Bidasoa-Irun sigue con paso firme también en la Liga Asobal, aunque este miércoles ha mostrado fragilidad por primera vez esta temporada ante el Quabit Guadalajara en el pabellón David Santamaría para sacar un empate 26-26 en el último suspiro gracias al salvador Sergio de la Salud. Ya van varias las que salva a última hora el equipo guipuzcoano, aunque esta vez las sensaciones son algo peores, ya que ha llegado a tener una renta de ocho goles a falta de 11 minutos para el final.

Sea como fuere, tras este valioso punto, no pierde de vista al segundo, un Ademar León que el martes ganó al Cantabria Sinfín (22-27), ni al todopoderoso Barcelona, que derrotó al Nava en su pista (24-39).

Un parcial de 0-2, con goles de Rodrigo Salinas y Sergio de la Salud, ha puesto por delante a los irundarras, lo que les ha servido para jugar con esa renta en el marcador. Para el minuto 18 han obligado al entrenador local a pedir dos tiempos muertos (5-9).

Esto ha despertado a los locales, muy necesitados de puntos para salir de la zona peligrosa de la clasificación, ya que han marcado dos goles seguidos para ponerse 7-9. Pero ahí ha estado atento Jacobo Cuétara para también despertar a los suyos. Un parcial de 1-5 ha llevado el encuentro hasta el 8-14 al descanso.

En la segunda parte los guipucoanos han tenido una mayor renta de ocho goles (12-20, m.39). Sin embargo, los locales han apretado y con un parcial de 8-2 se han puesto a dos (20-22), después a solo uno y en el 55 han empatado a 24. El 25-25 y el 26-25 ha llegado tras la exclusión de Esteban Salinas, pero a falta de solo 3 segundos De la Salud ha logrado empatar.