La represión de Añez mata a nueve cocaleros en Cochabamba

Las fuerzas de la Policía y el Ejército controladas por la golpista boliviana Jeanine Añez han matado al menos a nueve cocaleros que se manifestaban en una protesta en una ciudad de Cochabamba. Desde el exilio mexicano, el presidente Evo Morales ha exigido que «pare la masacre».

NAIZ|COCHABAMBA|2019/11/16
Cochabamba
La represión contra manifestantes en Cochabamba se ha saldado con al menos seis muertos. (STR/AFP)

La reresión del Ejército y la Policía contra manifestantes contra el Gobierno de la autoproclamada presidenta interina de Bolivia, Jeanine Añez, este viernes en la ciudad de Sacaba, en el departamento de Cochabamba, ha dejado al menos nueve cocaleros muertos por heridas de bala, además de decenas de heridos y más de un centenar de detenidos.

Así lo ha confirmado el Defensor del Pueblo de Cochabamba, Nelson Cox, según ha recogido el diario local 'Los Tiempos'. Cox ha agregado que cinco de los fallecidos han sido identificados como Omar Calle, César Sipe, Juan López, Emilio Colque y Lucas Sánchez.

Los hechos han tenido lugar en el puente Huayllani, en la ciudad de Sacaba, según el diario local 'La Razón Digital', que ha agregado que las fuerzas de seguridad han impedido que los cocaleros avanzaran y llegaran a la ciudad.

El comandante de la Policía de Cochabamba, Jaime Zurita, ha indicado que «se ha incautado a los manifestantes armas de fuego, bazucas artesanales y explosivos».

Por su parte, el expresidente de Bolivia, Evo Morales, ha condenado las muertes de los cocaleros y el uso de fuego real contra los manifestantes.

«Condeno y denuncio ante el mundo que el régimen golpista que tomó el poder por asalto en mi querida Bolivia reprime con balas de las Fuerzas Armadas y la Policía al pueblo que reclama pacificación y reposición del Estado de Derecho», ha indicado en su cuenta de Twitter. «Ahora asesinan a nuestros hermanos en Sacaba, Cochabamba», ha lamentado.

Morales: «Paren la masacre»

En este contexto, Morales también ha pedido que las Fuerzas Armadas y la Policía bolivianas «paren la masacre». «El uniforme de las instituciones de la patria no puede mancharse con la sangre de nuestro pueblo», ha reclamado.

«La dictadura de Jeanine Añez y los golpistas (Carlos) Mesa y (Luis Fernando) Camacho nos acusaron de 'dictadura'", ha continuado el expresidente de Bolivia. "Ahora su 'presidenta' autonombrada y su gabinete de abogados defensores de violadores y represores masacra al pueblo con las fuerzas armadas y la Policía como la verdadera dictadura», ha apostillado.

En este contexto, el ministro de Exteriores de Venezuela, Jorge Arreza, también ha denunciado la «represión desmedida» y la «masacre» en Cochabamba.

«Imágenes fuertes, pero necesarias, para denunciar el carácter represor y dictatorial de quienes han asaltado el poder en Bolivia», ha escrito en su cuenta de Twitter, acompañando el mensaje con un vídeo. «La comunidad internacional debe condenar y actuar para detener esta barbarie», ha zanjado.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK