La ONU prevé más fenónemos extremos tras constatar la década más cálida nunca registrada

La Organizacion Meteorológica Mundial, agencia perteneciente la ONU, ha constatado que la última década ha sido la más cálida jamás registrada y que 2019 fue el segundo año más cálido nunca observado. Además, prevé que a partir de 2020 se acentuarán los fenómenos metorológicos extremos ya vividos el año pasado, como consecuencia de este calentamiento global.

NAIZ|2020/01/15
Australia-clima
Ganado pastando entre cielos enrojecidos por los incendios en Australia. (Peter PARKS/AFP)

El último decenio (2010-2019) ha sido el más cálido nunca observado, según ha confirmado la ONU, constatando el inexorable calentamiento global del planeta que vienen reflejando los últimos registros, acompañado además de un aumento de los fenómenos meteorológicos extremos.

«Desgraciadamente, esperamos ver muchos fenómenos extremos en 2020 y en las próximas décadas, alimentados por niveles récord de gases de efecto invernadero que retienen el calor en la atmósfera», ha subrayado el secretario general de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Petteri Taalas.

2019 ha sido el segundo año más cálido en el mundo, después de 2016, ha indicado la OMM. Y 2020 no anuncia mejores previsiones. «El año 2020 ha comenzado donde acabó 2019, con eventos meteorológicos y climáticos de fuerte impacto, como el vivido en Australia, que ha conocido en 2019 el año más cálido y seco jamás registrado», ha añadido.

«Este calor récord ha preparado el terreno para los inmensos incendios forestales que han sido tan devastadores», ha explicado. Estos incendios gigantescos han provocdo la muerte de 28 personas, destruido más de 2.000 viviendas y quemado una zona de 100.000 kilómetros cuadrados, casi cinco veces la superficie de Euskal Herria.

Hacia un aumento de entre 3 y 5ºC

El derretimiento del hielo polar, el nivel récord del mar, la acidificación y el aumento del calor del océano, las condiciones climáticas extremas ... son otros fenómenos que han caracterizado el último año y la década, según la OMM.

Globalmente, las temperaturas de los cinco y diez últimos años han sido las más elevadas nunca registradas. Desde 1980, cada década es más cálida que la precedente, según la OMM, que prevé que esta tendencia va a a continuar.

Según la agencia especializada de la ONU, la temperatura anual en 2019 superó en 1,1ºC la media registrada en la época preindustrial (1850-1900). «De acuerdo con la trayectoria actual de emisiones de dióxido de carbono, nos dirigimos hacia un aumento de la temperatura de entre 3 y 5 grados Celsius a fin de siglo», ha alertado Taalas. 

El Acuerdo de París de 2015 busca limitar el recalentamiento global a 2°C o incluso a 1,5°C, pero incluso si los casi 200 países que lo han firmado respetaran sus compromisos de emisiones de gases de efecto invernadero –algo aún no seguro– el calentamiento podría sobrepasar los 3°C.

Los científicos ya han señalado que por cada medio grado sumplementario aumenta la intensidad y la frecuencia de las canículas, las tempestades, sequías o inundaciones.

Pese a ello, la Conferencia sobre el Clima (COP25) celebrada el pasado diciembre en Madrid no ha estado a la altura de esta urgencia climática, y concluyó sin compromisos paralelos a la ambición que los países dijeron tener.