Polonia, ausente en la conmemoración de Auschwitz ante el temor a los ataques de Putin

El presidente de Polonia, Andrezj Duda, estará ausente en la conmemoración del 75 anivesario de la liberación de Auschwitz en Jerusalén, ante la posibilidad de recibir nuevas acusaciones de antisemitismo por parte del presidente ruso, Vladimir Putin, a las que, privado de la palabra, no podrá responder.

NAIZ|2020/01/22
Duda-polonia
El presidente polaco, Andrezj Duda, en un reciente acto religioso. (Wojtek RADWANSKI/AFP)

El presidente de Polonia, Adrezj Duda, es la figura política cuya ausencia será más notoria en Jerusalén en la conmemoración del 75 aniversario de la liberación de los campos nazis de Auschwitz por parte del Ejército soviéitico.

Privado de tomar la palabra en los actos, Duda ha rehusado acudir al V Forum mundial sobre el Holocausto organizado por Viatcheslav Moshe Kantor, un millonario próximo al Kremlin.

A él asisten el presidente ruso, Vladimir Putin, el presidente francés, Emmanuel Macron, el alemán, Frank-Walter Steinmeier y el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, entre más de 40 líderes mundiales.

A la vez, el próximo 27 de setiembre tendrá lugar una ceremonia en el lugar donde se encontraba el campo de exterminio, al sur de Polonia.

Pero Israel ha conseguido concentrar una gran representación internacional en Jerusalén, capitalizando así la conmemoración para buscar apoyos en su política en el oeste asiático –sobre todo de hostilidad hacia Irán– y en su dinámica de colonización de Palestina y, sobre todo, haciendo valer la ocupación de Jerusalén.

El presidente polaco explicó que su decisión de declinar la invitación israelí se debe al papel protagonista que tiene Putin en la conmemoración, a la vez que no está previsto que Duda pueda responderle.

Varsovia teme que Putin, que pronunciará dos discursos, acuse de nuevo a Polonia de antisemitismo.

Y que, a la vez, promueva su «política histórica» consistente en alabar a la URSS haciendo olvidar su pacto de 1939 con la Alemania nazi (Molotov-Ribbentrop).

Falsa neutralidad israelí

«En tanto que país anfitrión, no censuramos a nadie», señaló el lunes un responsable israelí que admitió esta posibilidad. «Israel no quiere estar implicado en una disputa entre Polonia y Rusia», añadió.

La semana previa, el diario israelí “Haaretz” estimó que esta neutralidad no parecía tan evidente: «La decisión de dejar hablar a Putin, pero no a Duda, podría ser percibida como un apoyo tácito a la historia sesgada de Putin sobre la participación de Polonia en la Segunda Guerra Mundial y sobre el blanqueamiento del acuerdo entre la URSS y Hitler».

Putin suscitó recientemente la indignación en Polonia al acusar al país de colaboración con Hitler y de antisemitismo, así como de haber contribuido a desencadenar el conflicto mundial.

Y su objetivo es «enemistar a Polonia con Israel y, en consecuencia, con Estados Unidos», opina el analista polaco Marcin Zaborowski.

El foro sobre el Holocausto tendrá lugar en el Instituto Yad Vashem, dedicado a la memoria de los millones de judíos muertos en los campos nazis. Su organizador, Moshe Kantor, es uno de los líderes de la comunidad judía rusa y de algunas organizaciones judías internacionales, como el Congreso judío europeo.

«Putin se hace amigo de Israel y de los judíos rusos de Israel, a menudo influyentes, como el líder del partido ultrasionista Israel Beiteinu, Avigdor Lieberman. Si las relaciones polaco-judías se deterioran, Estados Unidos estará al lado de Israel», augura Zaborowski, exdirector del Instituto Polaco de Asuntos Internacionales (PISM).

Asegura que «en Israel, Polonia no es percibida como una víctima» de Hitler, y que «los sentimientos antipolacos son todavía muy fuertes».

Y ello a pesar de las concesiones de Varsovia para poner fin a la crisis de 2018, cuando una ley polaca fue percibida por Israel como un intento de impedir a los judíos referirse a crímenes de Polonia hacia ellos.

Polonia es el país del territorio ocupado por los nazis que registró las mayores cifras en el exterminio de judíos.

De los seis millones de personas que se calcula que murieron en él, tres millones eran judías.

Por la parte israelí, «se prefiere a Putin que a Duda», señala el comentarista Konstanty Gebert en el diario “Fakt”. Explica que el primer ministro, Benjamin Netanyahu, necesita las simpatías de numerosos israelíes que emigraron desde la URSS ante las elecciones legislativas del próximo 2 de marzo.

El próxino lunes, 27 de enero, en Auschwitz, Estados Unidos estará representado por el secretario del Tesoro, Steven Munchin, el Estado francés por el primer ministro, Edouard Philippe y Alemania por el presidente, Frank-Walter Steinmeier. Israel prevé enviar al presidente Reuven Riviln y Rusia a su embajador en Varsovia, Sergei Adreiev.

Todas ellas, representaciones de menor nivel que las enviadas a Jerusalén.

 

 

 

NAIZ KONTZERTUAK
Loading player...


Bederatzi talde, bost Euskal Herriko areto... Denboraldi honetako NAIZ Kontzertuen unerik onenak.