Mikel Landa (Bahrain) ve «difícil pero no imposible» alcanzar el podio final del Tour

El corredor alavés y jefe de filas del Bahrain McLaren admite en la segunda jornada de descanso de la «Grande Boucle» que ha finalizado la segunda semana «muy cansado, con mucho estrés después de varios días duros».

NAIZ|2020/09/14
Mikellandatour
Mikel Landa se muestra confiado en alcanzar el podio. (Michael STEELE/AFP)

El alavés Mikel Landa (Bahrain McLaren) disfruta este lunes de la segunda jornada de descanso del Tour en Grenoble, una jornada de descanso activo, entrenamiento de un par de horas, sin forzar, que las piernas ya pesan mucho, y para pasar los controles de PCR. El ciclista vasco está tranquilo y ya «algo cansado por la tralla de dos semanas de carrera».

«Hay estrés por las dos semanas de carrera, pero también es verdad que cada día estoy mejor. Todavía sigo viendo la posibilidad de alcanzar el podio, por supuesto, pero será difícil porque hay varios corredores en un minuto. Difícil pero no imposible», ha señalado.

El jefe de filas del Bahrain, desde la séptima plaza de la general, a 2:16 del líder y 41 segundos del tercer escalón del podio que ahora ocupa el colombiano Rigoberto Urán, ha comentado las claves de una jornada alpina «decisiva».

Considera que en los Alpes habrá que ser regular y que las jornadas claves serán el miércoles con el final en el Col de Loze y la crono del sábado en La Planche des Belles Filles. «Esta semana habrá que tratar de ser regular, será muy dura y esperan dos jornadas claves con el final en el Col de la Loza y la contrarreloj del sábado», ha subrayado. 

Aunque la contrarreloj es el talón de Aquiles del ciclista vasco, Landa afrontará la cita del sábado «con confianza, ya que he mejorado con entrenamientos específicos», aunque considera que lo mejor «es coger tiempo en las etapas precedentes de montaña».

Landa ha admitido la superioridad mostrada por los eslovenos Primoz Roglic y Tadej Pogacar, así como del equipo del líder, el Jumbo Visma. «Pero son humanos y también pueden fallar, así como Roglic, quien pasó apuros en el Giro de 2019. Ahora tiene más experiencia para gestionar sus esfuerzos y se ve que está siendo regular», ha apuntado.

Los Alpes ofrecen una semana fantástica

En la recta final del Tour habrá montaña por doquier. Este martes llega la etapa que finaliza ascendente en Villard-de-Lans (3ª), tras el paso previo por el Col de Saint-Nizier-du-Moucherotte (1ª,11,1 kms al 6,5%).

El miércoles jornada por las nubes con los dos puertos por encima de los 2.000 metros, donde Bernal había depositado su munición, habituado a vivir en su país en altitudes similares.

Dos colosos de categoría especial como reto a la resistencia: La Madeleine (17 kms al 8,4 por ciento) y el gigantesco y novedoso Col de la Loze, un monstruo interminable de 21,5 kms al 7,8%, el techo del Tour a 2.304 metros.

Para rematar las jornadas alpinas el jueves una jornada de subidas y bajadas constantes. Un total de cinco subidas: Cormet de Roselend (1ª), Route des Villes (3ª), Saisies (2ª), Aravis (1ª) y el Plateau des Glières (Especial), con tramo de tierra incluido, a 35 kms de la meta en La Roche-sur-Foron.

Aún quedará el remate, la cita más esperada, tal vez menos decisiva de lo previsto por el panorama que ofrece la general. Nos obstante será un "sálvese quien pueda" en un esfuerzo individual de 36 kms contra el crono. La meta en La Planche des Belles Filles (1ª; 6 kms al 8,5%). Y el domingo desfile en París.

Diez vascos en la preselección para el Mundial

El seleccionador español Pascual Momparler ha ofrecido la lista de preseleccionados para los Mundiales de carretera que tendrán lugar en Imola (Italia) del 24 al 27 de este mes. En la lista hay diez corredores vascos: Imanol Erviti (Movistar), Gorka Izagirre, Omar Fraile, Álex Aranburu y Óscar Rodríguez (Astana), Mikel Landa y Pello Bilbao (Bahrain-Mclaren), Mikel Nieve (Mitchelton-Scott), Víctor de la Parte (CCC) y Jonathan Castroviejo (Ineos).