UGT subraya que no pactará los ERTE si consumen paro y se quita la salvaguarda del empleo

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha asegurado este miércoles que no acordará una prórroga de los ERTE de fuerza mayor –que está negociando junto al Gobierno español y a otros agentes sociales– si las trabajadoras y trabajadores afectados consumen una futura prestación por desempleo tras los 180 primeros días.

naiz|Madrid|2020/09/16
Eko-sanchez-alvarez
Pepe Álvarez, con Pedro Sánchez, el pasado 17 de junio en La Moncloa. (Fernando CALVO | MONCLOA)

El líder de UGT ha pedido «seriedad» al Gobierno de Pedro Sánchez en las negociaciones que mantiene con patronal y sindicatos para ampliar las medidas de los ERTE más allá del 30 de setiembre, ya que en la primera reunión, que tuvo lugar en Palma de Mallorca el 4 de setiembre, parecía «que salíamos con acuerdo» pero, en la mesa técnica montada en Madrid, «han aparecido condiciones más lesivas».

La negociación de los ERTE de fuerza mayor provocados por el impacto de la pandemia del coronavirus se está llevando a cabo entre el Ejecutivo de PSOE-Unidas Podemos, UGT y CCOO, y CEOE y Cepyme.

Mantener el «contador a cero»

Pepe Álvarez ha defendido el mecanismo denominado «contador a cero», que supone que las prestaciones que reciben los trabajadores en ERTE no consumen derechos de una futura situación de desempleo. El Gobierno plantea ahora vincularlo solo a los 180 primeros días, lo que, según el dirigente sindical, «es un tema que necesariamente tiene que desaparecer» de la negociación.

También ha hecho alusión al planteamiento de la patronal de eliminar la cláusula de garantía del empleo, que prohíbe a las empresas despedir a los trabajadores en ERTE durante los seis primeros meses tras la vuelta a la actividad.

Según ha explicado, la CEOE en el acuerdo anterior ya propuso que esa cláusula no se aplicara para empresas en crisis, en las que haya un proceso de negociación y tras verificarse su situación financiera.

Por otro lado, Álvarez se ha mostrado partidario de ampliar los ERTE sin fecha y por reunirse desde diciembre para evaluar su alcance, así como por aplicar la cobertura por sectores, pero «dejando la puerta abierta» a que una empresa pueda presentar un expediente exponiendo su necesidad vinculada al covid-19.