NAIZ

Larrun, desde Ibardin y Lizuniaga

gara-2018-03-04-Noticia
Esta vez, la subida arranca desde Lizuniaga (Este) e Ibardin (Oeste).

Tras alcanzar el mítico monte Larrun por sus cuatro vertientes, con uno de los principales vértices geodésicos del territorio navarro y tras ganar la cumbre desde Azakaine (Norte) y Bera (Sur), en esta ocasión subiremos desde Lizuniaga (Este) e Ibardin (Oeste). Ambos collados, los primeros pasos transpirenaicos situados en el eje axial de los Pirineos en su lado occidental, serán objeto de nuevos conocimientos como el tesoro megalítico que conserva esta mágica montaña vasca.

Llama la atención la presencia de un considerable censo de yacimientos megalíticos, quizás el más importante de las montañas de Euskal Herria; es relevante, además, por el reducido tamaño del monte Larrun. En la vertiente sur, la navarra, no aparecían en la cartografía megalitos hasta los años ochenta.

Actualmente, gracias al trabajo de Jacques Blot, Iñaki Gaztelu, Luis Millán y otros del grupo Hilarriak durante muchos ños, los visitantes de esta montaña podrán ver alguno de los 291 megalitos, 93 dólmenes, 47 túmulos, 57 cromlechs, 73 monolitos... ubicados y enumerados. Este espectacular descubrimiento de vestigios de la prehistoria evidencia una importante presencia del pastoreo primitivo en ambos lados del monte Larrun.

Desde el Este

Una vez en Bera, hemos de tomar la carretera de Sara por el puerto de Lizuniaga (220 m.), situado a 4,5 kilómetros. El itinerario arranca por una pista de grava, donde hay un solitario restaurante con un amplio aparcamiento. De la pista pasaremos, poco después, a un camino cerca de dos caseríos. Veremos las marcas de un sendero PR que sigue la emblemática Alta Ruta de los Pirineos, donde dejamos una borda con un letrero de “Prohibido el paso”.

Más arriba, cuando el itinerario enfila la pendiente, junto una hilera de puestos de caza, estaremos a caballo de la loma divisoria que separan los valles de Sara y Bera, siempre cercanos a los mugarris de los límites estatales hasta alcanzar el collado de Kondendiaga (310 m.). A lo largo del recorrido el itinerario discurre por un terreno cubierto de pastos y helechales, hasta ganar la cota rocosa de Fago Larria, que superaremos por su derecha a la altura del mugarri 29.

En Fago Larria saldremos en los escarpes orientales de la loma cimera de Larrun. Tras contornear el paso Athekaleun por la derecha (N), estaremos en la amplia cima de Urkila (848 m.), y de allí en suave paseo, hasta la cima de Larrun. Magníficas y extensas vistas desde las Landas a los Pirineos Centrales, que podremos identificar desde la mesa panorámica situada en el otro extremo de la meseta cimera.

Desde el Oeste

Una vez en Bera, hay que subir el puerto de Ibardin (317 m.). Sin llegar al alto del puerto ocupado por una parafernalia de ventas y restaurantes, seguiremos a la derecha el carretil señalizado a “Venta Zaharra”, abandonado poco después por una pista de tierra donde podemos aparcar el coche. El itinerario sigue por esta pista entre prados y helechales con la vista puesta en la cumbre de Larrun.

Se abandona la pista en el momento que desciende hacia Bera. Señal de “Prohibido vehículos”. Tras cruzar un pinar y rebasar la cota de Gartzin (406 m.), estaremos en el collado de Usategieta (375 m). Cruce de cinco pistas, pasaremos junto el refugio Ehizari, donde un poste indica las direcciones de Bera y Larrun. Al paso dejaremos algunos bunkers, y, a la izquierda, el camino de Heleta por Intzola. El paisaje se abre hacia las tierras de Lapurdi y el litoral del Atlántico, que se pierde en el horizonte de las Landas. Una vez en el collado de Landagaita (356 m.), desemboca en este lugar la pista proveniente de Kaule Auzoa, el itinerario Sur desde Bera.

Abandonado el bosque, tras una serie de revueltas que podremos alcorzar por sendas, alcanzaremos el collado Zizkuitza (620 m.), donde veremos la muga 23 y la cruz de Gaztelutxurri. Tras un largo flanqueo bajo el lomo cimero, veremos al paso restos de cables de un teleférico utilizado en otros tiempos para subir las mercancías a la ventas, saldremos al extremo oriental del lomo cimero que seguiremos hasta alcanzar la cumbre (900 m.). Magnífica panorámica de extensos horizontes que podremos identificar desde una mesa panorámica situada en el puntal NO de la montaña, en un aéreo lugar con el estuario del Bidasoa a los pies, entre Irun, Hondarribia y Hendaia.