2015/11/22

Deerhunter
GOTZON URIBE
39musica878

A sus 33 años, Bradfor Cox, el líder de Deerhunter, ha incrustado profundamente su experiencia personal en “Fadding Frontier”, su esperado nuevo disco y donde se palpa un estilo de vida sedentario a raíz de su cercana experiencia con la muerte, después de verse involucrado en un accidente de coche hace menos de un año.

Cox siempre ha sido un interlocutor abierto, sin miedo a contar su vivencias. No ha tenido problemas en hablar sobre la aversión hacia su forma física a la hora de relacionarse y sus episodios de depresión, ansiedad maníaca, la soledad y la asexualidad han sido una constante en su obra, y más en la relación íntima que en su trayectoria musical ha cultivado con el oyente a través de las canciones. Estas esconden un don especial en la mente de Cox, la capacidad de crear maravillosas y cautivadoras canciones, siendo la mejor muestra de ello los últimos seis álbumes del grupo. El frágil Bradfor Cox se maneja con increíble soltura para crear pequeñas obras de pop que llegan hasta el corazón. Su nuevo disco es una sinfonía de perfectas canciones llenas de consuelo para los momentos más especiales.

Desde las primeras líneas, uno se da cuenta de que las cosas han cambiado respecto a sus anteriores trabajos. Se puede escuchar con claridad la voz de Cox, que ofrece a los oyentes una mayor facilidad con la que llegar al fondo del contenido de las letras. Su intención es comunicar, algo que antes se encontraba más difuso, oculto. Cox opta por escribir letras autobiográficas por primera vez. La melancolía apenas velada del pasado de Deerhunter cae más profunda en el fondo y un ambiente más relajado y más caliente se coloca al frente para que se perciba con claridad.

Las melodías flotantes son una constante y ofrecen una placidez envolvente. A ellas se unen las voces de Cox y Lockett Pundt maravillosamente en “Breaker”, cuyo indie-rock se coloca de manera más contemplativa con la lírica de Cox, que canta «todavía estoy vivo y eso es algo». La urgencia que caracterizó la música de Deerhunter se muestra más visible en “Duplex Planet” golpeando sintetizadores y tambores.

El ingenio mordaz de Cox destaca en “Snakeskin”, donde una sección rítmica con toques funk es utilizada para apoyar la proclamación de que «nació con la capacidad de hablar». La contribución de su compañero de grupo Pundt se aprecia claramente en “Ad Astra”, un número de sintetizador brillante en el que demuestra la relevancia de sus aportaciones a la banda. En “Fading Frontier”, Deerhunter nos enseñan el poder hipnotizador que poseen como banda, capaz de llevarnos por los caminos elegidos y que hace que las sorpresas y los momentos más explosivos destaquen mucho más. Un trabajo en gradación que complace y seduce.

Llegados al final del disco, todo parece indicar que es un álbum que marca la terminación de un capítulo para Deerhunter. El grupo mira hacia delante, a su futuro cercano, y “Fading Frontier” puede ser una señal de lo que vendrá. Un grupo en estado de gracia capaz de hacer su autobiográfico disco de rock clásico.

 

CD AIPAGARRIA

Blackalicious

“Imani Vol. 1” •&flexSpace;

Caroline, 2015 •&flexSpace;Funk-hiphop

El dúo californiano regresa después de más de diez años de silencio. El rapero Gift of Gab y el dj y productor Chief Xcel publicaron dos de los discos más representativos de los últimos años dentro de la música negra, “Blazing Arrow” (2002) y “The Craft” (2005), que fueron obras cumbre. Blackalicious no han perdido la habilidad para juntar varias sílabas y trabalenguas en su disco de regreso. Giran inteligentemente sus palabras sobre los temas del tiempo y la creencia. La naturaleza de Blacka es algo que ningún fan del rap debería perder. Junto a las rimas, las infecciosas manos de funk en la producción de Xcel hacen de este disco un alegato a la diversión. La identidad, la nostalgia y la sólida carrera del proyecto se ven reflejados en “Ashes To Ashes”, un tema donde muestran sus verdaderos latidos –bajos gordos, ritmos sueltos, funk–, o en las explosiones de sintetizadores deformados de “Inspired By”. Blackalicious se mantienen fuertes en su regreso.