2016/01/10

The Flaming Lips
GOTZON URIBE
885musika

Algunos recién llegados al mundo de The Flaming Lips probablemente asocien las excentricidades del grupo de Oklahoma con sus discos más celebrados –“The Soft Bulletin” y “Yoshimi Battles the Pink Robots”– o con sus locos conciertos, espectáculos donde aparecen bailarines, títeres, sangre de mentira, gigantescas bolas de plástico… Pero para muchos seguidores del grupo, el mejor disco de la banda se publicó en 1995, ya que la época del álbum “Clouds Taste Metallic” supuso un momento de gran eclosión para un grupo que ha venido desarrollando una personalísima carrera.

Esos fans acérrimos están de enhorabuena y los seguidores más actuales podrán disfrutar de una lección de historia del rock, ya que The Flaming Lips celebran su veinte aniversario con la publicación de una lujosa edición de “Heady Nuggs 20 Years After Clouds Taste Metallic”. El grupo viaja al pasado a través de esas deliciosas paranoias mentales donde aparecen pesadillas plagadas de insectos infectados, robots, autómatas programados y todo tipo de máquinas para regresar a su clásico del año 1995. Un disco que les llevó a introducirse en una extraña espiral de sicodelia sónica que han estado investigando hasta la actualidad.

Es una caja de tres cedés. El primer disco incluye “Clouds Taste Metallic”, el segundo es un recopilatorio de 1994 llamado “Due to High Expectations... The Flaming Lips are Providing Needles for Your Balloons” y “The King Bug Laughs”. Y el tercero recoge una grabación en directo realizada en Seattle en 1996 titulada “Psychiatric Explorations of the Fetus with Needles (Live in Seattle 1996)”.

El primer CD se abre con las teclas parpadeantes de “The Abandoned Hospital Ship”, antes del meteórico crescendo que lo baña todo. “Clouds Taste Metallic” está empapada en este tipo de riffs tocados en su mayoría por Ronald Jones, quien abandonó el grupo después de este disco. Su partida provocó grandes cambios, ya que el batería Steve Drozd optó por tomar el relevo en la guitarra. En lugar de llenar el vacío de la percusión, decidieron utilizar máquinas y así comenzó su experimentación con «loops» de sonidos.

La celebración continúa en el segundo disco, que se divide entre una colección de rarezas y un EP que estuvo disponible poco tiempo en 1994. También ofrecen algunas versiones, como el “Chosen One” de Smog y una abismal “Life On Mars” de David Bowie.

Pero el grupo ha enterrado los tesoros más preciados de la caja en su tercer disco, que cuenta con grabaciones inéditas de una actuación en la sala Moe de Seattle el 10 de mayo de 1996. Está llena de reliquias de baja fidelidad y anécdotas ocultas de Coyne, su líder, que se encuentran camufladas a través del paisaje sonoro

.

CD AIPAGARRIA

The Telescopes

«Splashdown: The Complete Creation Recordings 1990-1992» • Cherry Red, 2015 •&flexSpace;Rock

A principios de 1990, The Telescopes firmaron con Creation, exitosa compañia que disfrutaba del éxito de bandas como Teenage Fanclub, Ride y Primal Scream. Durante los años 1990 y 1992, el sonido de The Telescopes evolucionó a través de diferentes EPs, con canciones de pop ensoñador y sonidos sicodélicos con ritmos bailables. En 1992 publicaron “Untitled”, un fascinante collage que recogía sus influencias y que ha madurado estupendamente inspirando a muchas de las bandas del movimiento «shoegaze». El grupo se disolvió poco después de publicar el álbum para reunirse una década después. “Splashdown” es la primera recopilación que documenta los tres años en el seno de Creation. El primer CD reúne sus primeros cuatro EPs, añadiendo algunas canciones que iban a ser incluidas en un trabajo que no vio la luz. Y el segundo recoge el segundo álbum e incluye versiones donadas a recopilaciones y una sesión no emitida previamente para el espectáculo de John Peel en BBC Radio 1.