MIKEL INSAUSTI
CINE

«Stronger»

gara-2017-10-17-Noticia

Otra de las películas que ha utilizado este año el Festival de Toronto como plataforma de cara a los Oscar es “Stronger”, y quien más beneficiado ha salido de esa presentación es el actor Jake Gyllenhaal, saludado por la crítica allí destacada como uno de los claros favoritos a los principales premios interpretativos anuales. Ya se sabe lo que a la Academia de Hollywood le gustan los papeles de personajes discapacitados que protagonizan historias de superación, y el de Jeff Bauman añade el aliciente de ser una figura mediática, en cuanto superviviente de los atentados del maratón de Boston. Por la alfombra roja del TIFF pasaron Jake Gyllenhaal y el verdadero Jeff Bauman caminando sobre el par de prótesis que sustituyen a sus piernas, una imagen de impacto que se asocia con la instantánea que ha quedado grabada en la memoria colectiva, tomada el 15 de abril del 2013 en el lugar de los hechos, y que es reproducida fielmente en la película. En ella se puede ver cómo las asistencias recogen en un silla de ruedas a la víctima con ambas piernas destrozadas, en medio de la confusión generada por las explosiones.

Quienes conozcan el cine del muy peculiar David Gordon Green sabrán que posee dos registros radicalmente opuestos, ya que sus comedias gamberras no tienen nada que ver con sus desgarradores dramas. Si el humor se lo toma a la ligera mediante argumentos absurdos, en cambio sus historias dramáticas están impregnadas de un realismo brutal. Para entenderlo mejor basta con confrontar dos de sus títulos más conocidos en uno y otro ámbito, como son el delirante divertimento “Superfumados” (2008) y su gran obra maestra “Joe” (2013), que es un duro retrato del mundo rural y de los desclasados white trash de la Norteamérica profunda, con el protagonismo impagable de un Nicolas Cage tomándose muy en serio su trabajo. Evidentemente, “Stronger” quiere estar más cerca del segundo título, así que nadie debe esperar un relato complaciente o victimatorio.

“Stronger” se basa en el libro autobiográfico que Jeff Bauman escribió con la colaboración de Bret Witter, que ha sido adaptado para la gran pantalla por el actor televisivo y guionista John Pollono. Bauman se presenta a sí mismo como un don nadie, un trabajador anónimo al que el peso de la fama por circunstancias trágicas le aplasta y le asfixia. Es un empleado más de la cadena Costco, que se pasa el día en el bar, porque en casa le aguarda una madre alcohólica. Estando de tragos, se une a la causa de su novia que recauda dinero para un hospital con motivo del maratón de Boston en el que va a participar, prometiéndole que no le fallará nunca más y que le esperará en la línea de meta. Cuando él resulta gravemente herido a causa de las explosiones la mencionada foto del siniestro le convierte en el superviviente del que todo el mundo habla.

El retrato central de “Stronger” es el de un hombre abrumado y superado por los acontecimientos, ya que a nivel físico no encuentra fuerzas para la rehabilitación y para dejar la silla de ruedas por unas prótesis a las que no se adapta. Mentalmente es todavía peor, porque sufre estrés post traumático, mientras su familia se empeña en aprovechar el tirón mediático, hundiéndole en la miseria. Al final consigue salir adelante como puede, gracias al apoyo de personas que han pasado por experiencias similares, y que le convencen de que su caso es susceptible de ser inspirador para los demás.

La prueba de que el proceso de autoafirmación no ha sido un camino de rosas está en el reciente divorcio en la vida real de su pareja Erin Hurley, en la película interpretada por Tatiana Maslany. No sé si esto habrá afectado a la promoción del estreno, pero las primeras cifras de recaudación no están siendo buenas. Para recuperar los 30 millones de dólares invertidos necesitará de la campaña de premios.

Honi buruzko guztia: CINE