2018/02/04

Xylouris White
GOTZON URIBE
993_musika1

La pasión por la exploración es algo natural para Xylouris White, el robusto y visionario dúo formado por el intérprete de laúd cretense George Xylouris y el reverenciado batería australiano Jim White. Para su álbum de debut (“Goats”, 2014), se autodefinían como «unos animales rupestres que vagan intrépidamente por terrenos toscos y pedregosos». Dos años más tarde, mostraron hasta dónde podían llegar sus horizontes en el majestuoso y expansivo “Black Peak” (2016), llamado así por el nombre que tiene la cima de una montaña en Creta.

Tan solo quince meses después, los instintos exploratorios del dúo los llevaron aún más lejos en su tercer y nuevo álbum, “Mother”. En palabras de Xylouris: «‘Mother’ es la extensión de ‘Goats’ y ‘Black Peak’. Tres cosas, todas parte de un todo. Las cabras son madres, Zeus se crió con leche de Amaltheia y la cima Black Peak es la Madre Tierra... La Madre Tierra es la madre de todo».

A través de las nueve pistas que conforman “Mother”, las canciones se mueven con una urgencia vigorizante y otras veces suplican, anhelan y adormecen. El dúo parece descubrirse mutuamente de nuevo a cada paso que da, mostrando una química fluida con el tipo de virtuosismo que sabe cuándo escuchar, adaptarse y aprender de nuevo. Esa gestación en curso es una extensión de historias del pasado. Xylouris es descendiente de una de las familias musicales más veneradas de Grecia. Su padre es el legendario cantante e intérprete de lira Psarantonis. Xylouris era un niño cuando comenzó a tocar el laúd y acompañaría durante años a su padre.

Jim White, por su parte, ha captado la atención internacional durante más de dos décadas como miembro del grupo Dirty Three. La banda australiana es una referencia en la escena del rock menos acomodado. Sus tormentas eléctricas y los paisajes sonoros emocionalmente entrecortados rebosan de una fuerza elemental. Ahora, con sede en Nueva York, White suele colaborar a menudo con numerosos artistas como Bonnie Prince Billy, PJ Harvey, Cat Power y Smog entre otros, donde redistribuye el impulso creciente del free-jazz hacia extremos diversamente flexibles, sensibles y sísmicos. Recientemente hemos podido ver su mano en el aclamado disco compartido de Kurt Vile y Courtney Barnett titulado “Lotta Sea Lice”.

El resultado es un álbum de extraordinarios logros de dos músicos experimentados que han mantenido un estrecho vínculo con los ricos y variados influjos de su juventud. En palabras de Xylouris, «es como el desarrollo natural de las frutas a medida que van madurando. A medida que la fruta madura al ritmo de la naturaleza, la música crece a su propio ritmo. Entonces, aquí hay dos frutas, que somos nosotros, que maduran dando el sabor de su madurez actual aunque todavía tenemos un espíritu realmente joven». “Mother” es una mezcla de freejazz, avant-rock y música tradicional griega elaborada con maestría y que no deja indiferente al oyente.

CD AIPAGARRIA

 

Matthewdavid

“Time Flying Beats” • Leaving Records, 2018 • Electrónica

El suyo es un nombre de peso dentro de la actual escena de la música electrónica de Los Ángeles. Cercano a otros tótems como Flying Lotus, dirige su propio sello (Leaving records) y es estrecho colaborador de Julia Holter. En su nuevo trabajo, encontramos sonidos de hip hop agrietado, ritmos de jungle y grooves ralentizados que muestran un viaje psicodélico a través de una ciudad, Los Ángeles, que absorbe al visitante. Son quince piezas instrumentales donde se mezclan oscuros pasajes electrónicos, ritmos quebrados y sonidos licuados que nos remiten a nueva escena musical de donde están saliendo interesantes propuestas.