2018/07/15

El placer de comer
LETICIA ORUE
016_36_ten_fazackerley

Recién graduado por el Royal College of Art de Londres, Will Fazackerley nos invita con una familia de vajillas experimentales a exacerbar el placer de comer. Bajo el nombre de “Nourish”, «la intención de esta colección es romper las barreras de las expectativas sociales y darnos permiso para interactuar con nuestra comida de la manera más agradable, placentera y libre de culpa posible», explica Fazackerley. Esta alternativa libertaria a la vajilla tradicional, se plasma en dos productos: un recipiente para para sorber sopas y un par de objetos hechos para lamer alimentos. «Por medio de las formas, la vajilla agrega una experiencia táctil poco habitual que obliga a los usuarios a prestar una nueva atención a los alimentos», agregó Will Fazackerley. Por ejemplo, “Lick” se compone de dos utensilios de piedra con superficies suavemente curvadas, inspiradas en el acto de lamer el plato al final de una comida o la cuchara de un tazón, «un acto inherentemente placentero, pero que no se ajusta a la etiqueta occidental». Por su parte, “Slurp” es un recipiente para beber perfecto para sopas, guisos, ramen o tés que busca que todos los sentidos se enfoquen únicamente en el acto de comer. La gran cámara con una pequeña abertura está inspirada en los vasos de whisky y está diseñada para amplificar los aromas en su interior.

 

 

Gradient

Solemos utilizar el término nerd para referirnos a personas con dedicación absoluta al estudio, de curiosidad insaciable y que tienen una necesidad constante de continuar ampliando sus conocimientos científicos y tecnológicos. No suele ser un término que suela aplicarse a la carpintería. Pues bien, gracias a “Gradient” estaréis de acuerdo conmigo en que Edward Johnson es todo un nerd. Sus piezas destacan por el uso del enchapado hecho a mano por el diseñador, desarrollado y perfeccionado para producir efectos ondulados, rectos, curvos o radiales en maderas que, una vez engrasadas, se ven como piezas monolíticas cortadas de un árbol. Sus diseños asimétricos y escultóricos, están construidos con roble ahumado y marrón, fresno y olivo y nacen de una comprensión profunda de los materiales y del deseo de explorar sus posibilidades. Él describe su trabajo como «guiado por un deseo de desafiar e innovar». El objetivo principal era desarrollar una forma orgánica que fluyera libremente y, para crear este efecto, el diseñador ha cortado cientos de finas tiras de madera y las ha unido nuevamente generando unas líneas curvas que envuelven los muebles, aportando una superficie suave y orgánica a las formas angulares.www.ejbespokefurniture.co.uk

 

 

Cumulus

El minimalismo, lo Zen, el equilibrio, el mindfulness... De acuerdo, nuestra vida será más grácil y calmada, pero… ¿a quién no le gusta un poco de alegría y fantasía en el día y día? Si eres de los que le pones dos ojitos a una manzana y se convierte en tu mejor amiga y ves caras en los coches, “Cumulus” es tu ducha. Esta simpática reinterpretación de una nube cuenta con una alcachofa “madre” de la cual caen tres corrientes suaves de agua y, como buena ducha, cuenta con una unidad de mano para áreas difíciles de alcanzar perfecta para enjuagar a los niños en el baño. Diseñada por Arman Zamani para los ingleses UNSEEN Design Studio. www.seetheunseen.co.uk

 

 

Gifu

Inspirada en la vida de la sabana africana, “Gifu” es una colección de lámparas de madera adorable y práctica. Cada lámpara llega plegada y, al sacarla de la caja, un sencillo movimiento nos permite desplegar todo un ecosistema vivo y luminoso. Su sencilla estructura, compuesta por un cuerpo central, dos patas laterales y un hilo con bombilla, resulta de lo más expresivo. Ha sido diseñada por María del Pilar Velasco y Pau Stephens. www.paustephens.com

 

 

Elemento No.1

Nacida de la frustración que el diseñador finlandés Simo Lahtinen experimentaba cada vez que tenía que trasladar sus muebles en las sucesivas mudanzas, “Elemento No.1” es una de esas piezas pensadas para mejorar la calidad de vida de los nómadas actuales. «La idea era explorar el territorio híbrido entre construcción y ensamblaje, creando una pieza ligera y sencilla de montar (y transportar) que pudiera transformarse fácilmente para adaptarse a nuevas situaciones». Las tres piezas que forman la estructura están extraídas de una plancha de madera y para el montaje no se necesitan ni tornillos, ni pegamento ni herramientas. Una pieza sencilla y práctica que combina con astucia la estética finlandesa con un aire moderno y práctico. www.simolahtinen.com