2019/09/08

El porno más sucio del mundo
LETICIA ORUE
076_tenden_porno2
076_tenden_porno

«En PornHub nos gustan las cosas sucias, pero eso no significa que queramos que nuestras playas sean auténticos basureros». Así presenta Corey Price, vicepresidente de PornHub, “Dirtiest Porn Ever”, una interesante campaña con la que el gigante del porno intenta concienciar sobre el alarmante estado de los océanos. Esta película para adultos está rodada en una paradisiaca playa que está literalmente llena de basura. «Queda claro cómo tanta mierda puede arruinar una idílica escena, ¿no? Queríamos aprovechar el poder mediático de nuestra plataforma para intentar concienciar a ciertos usuarios que, de otra forma, igual no prestarían la misma atención a este problema», continua Price. Por cada reproducción se realiza una donación a la organización Ocean Polymers. Esta, a su vez, al terminar la campaña fletará un barco con el que recolectar todo el plástico posible. Ya tenemos una excusa para ver porno sin tapujos. www.pornhub.com

 

Bichos

Cada vez se ven más bicicletas en la ciudad. Es una solución perfecta para desplazarse, ahorrar un poco de dinero y, al mismo tiempo, hacer deporte. Sin embargo, aunque parezca que lo de usar este medio de locomoción en nuestros desplazamientos diarios es cuestión de coser y cantar, o mejor dicho, de pedalear y sudar, el problema llega cuando nos encontramos con el dilema de dónde guardarla en casa. ¿Dónde meterla? Siempre molesta en algún sitio. Diseñador industrial, pero también ciclista profesional, el chileno Manuel Rossel nos propone una solución de lo más curiosa para guardar nuestras bicicletas dentro de nuestra vivienda de forma sencilla y sin grandes complicaciones. La que ha llamado Bichos es una colección de “muebles ciclistas” que funcionan como un minimalista soporte. Fabricado en madera contrachapada, con él podemos, gracias a las dos costillas de su estructura que forman un canal, sostener desde una hasta tres bicicletas.

«Salud, sostenibilidad y calidad de vida son parte de los beneficios que nos trae esta nueva revolución –cuenta Manuel Rossel–. El ciclismo le hace bien a las ciudades, porque también le hace bien a las personas. La colección Bichos facilita y promueve la integración de las bicicletas en los espacios interiores a través de una pieza de mobiliario que podemos montar nosotros mismos y combina dos de mis pasiones: el diseño y el ciclismo», agrega sobre este diseño. Está disponible en blanco, canela o natural.

http://chol1.cl/

 

Monturas vegetales

Mazorcas de maíz, lana y envases de yogur son algunos de los materiales utilizados en una serie de monturas experimentales de la marca británica de gafas Cubitts. Los londinenses ya llevaban un tiempo explorando formas más sostenibles de fabricación, pero en esta nueva colección incluyen plásticos reciclados y bioplásticos, monturas hechas con cabello humano, restos de patatas fritas, champiñones y CD viejos. «El proceso ha sido fascinante, porque no somos conscientes de las posibilidades de los materiales a los que no prestamos ninguna atención», explica Tom Broughton, fundador de Cubitts. Hay modelos extravagantes, pero también monturas clásicas y favorecedoras. Si estáis pensando cambiar de montura, echadles un ojo. www.cubitts.com

 

Sage

Apostando por el diseño biofílico, la marca británica Benchmark ha lanzado una nueva colección de muebles de oficina en colaboración con arquitecto estadounidense David Rockwell. The Sage Collection está inspirada en esta corriente arquitectónica que busca evocar elementos naturales para reconectar al ser humano con la naturaleza. Continuando con la tendencia de diseños cómodos y acogedores para oficinas y espacios comerciales, la colección incluye sofás, una silla, escritorios, mesas y módulos de almacenamiento. Todas las piezas cumplen con los estándares Well, lo que significa que están hechas con materiales naturales y sostenibles. «Las piezas están pensadas para espacios de trabajo modernos que desean flexibilidad, privacidad ocasional y una sensación de bienestar», cuenta Sean Sutcliffe, fundador de Benchmark. https://benchmarkfurniture.com

 

Fuentes públicas

Cada minuto se compra la friolera de un billón de botellas de agua en todo el mundo. Siguiendo con los cálculos, se cree que, para el 2021, la cifra subirá hasta los 583 billones anuales de botellas de agua consumidas. En el 2050, si seguimos a este ritmo, habrá más plástico que peces en los océanos. Comprometido con este problema, el Ayuntamiento de Londres ha comenzado a instalar una sistema de fuentes públicas para que locales y visitantes puedan rellenar sus botellas y dejen de comprar más plástico. Minimalistas y discretas, estas pequeñas fuentes están fabricadas en acero inoxidable y el agua que podemos beber de ellas nos llega depurada y libre de microplásticos. Diseñada por Cloudandco y Coway, además del sistema de fuentes se ha lanzado una aplicación que nos informa de su localización, para que podamos encontrarlas fácilmente. ¡A ver si más ayuntamientos se suman a la iniciativa y volvemos a tener más fuentes en nuestras ciudades y pueblos! www.cloudand.co.kr