2019/12/22

Patinetes eléctricos
BERTA GARCIA

En un artículo anterior señalábamos la necesidad de agilizar alguna normativa reguladora para poner orden en cuanto a la circulación de patinetes eléctricos y similares, denominados como “vehículos de movilidad personal” (ver el 7K correspondiente al 26-01-2019). Pues bien, casi un año después, ya está aquí de la mano de la DGT a modo de Instrucción, a la espera de pasar su tramitación formal.

En estas fechas de generosos regalos de Olentzero, recordemos qué es exactamente un vehículo de movilidad personal (VMP): «Son los vehículos de dos o más ruedas, una sola plaza y propulsados únicamente por un motor eléctrico con una velocidad máxima por diseño de entre 6 y 25 km/h», o sea, los patinetes eléctricos, a los que afecta esta regulación.

Para conducir estos vehículos no hace falta carné de conducir ni seguro obligatorio. No obstante, siempre es aconsejable tener un seguro.

Como no hay permiso de conducir, en caso de infracciones, no se quitan puntos, pero estas sí se sancionan. Los usuarios tienen la obligación de someterse a controles de alcohol y drogas. Si el resultado da positivo, el vehículo quedará inmovilizado y el conductor resultará sancionado con multas de entre 500 y 1.000 euros.

Más sanciones económicas. Está prohibido usar el teléfono móvil o los auriculares. La sanción por hacerlo será de 200 euros. El casco no es obligatorio; pero si algún ayuntamiento obliga a usarlo, la sanción por no hacerlo será de 200 euros. Está prohibido circular por las aceras y, en caso de hacerlo, la multa es de 200 euros.

En los patinetes eléctricos solo puede viajar una persona. Si viajan más, la sanción será de 100 euros. En caso de circular durante la noche, se deberá llevar alumbrado y prendas reflectantes; de no hacerlo así, la multa podría alcanzar los 200 euros.

Los distintos ayuntamientos serán los encargados de regular la parada y el estacionamiento de estos vehículos. Si la infracción es cometida por un menor, sus padres o tutores serán responsables solidarios.

Algo es algo, y no es poco.