2020/01/12

Un selfie de museo
LETICIA ORUE
094_ten_selfie

La historia que está detrás de la prohibición de las cámaras de fotografía en los museos no se debe a que las obras de arte vayan a explotar como consecuencia de la hiperexposición al flash, se debe al acuerdo que firmó el Vaticano (que debía andar justito de dinero para afrontar la restauración de la capilla Sixtina allá por los años 70) con la televisión japonesa. La cadena pedía los derechos en exclusiva de las fotografías y las grabaciones de la obra una vez restaurada, pero el Vaticano, quizá tras sufrir una revelación, debió de pensar que era mucho mejor prohibir todas las fotos y ganar algo más de dinero vendiendo los derechos de autor de artistas que estaban muertos desde hace siglos. Y así hasta el día de hoy. Aunque poco a poco este hábito empieza a desaparecer, el estudio de diseño Mira ha inventado un sistema de cámara automatizado para museos, estadios deportivos y otros lugares públicos que permite a los visitantes obtener el selfie perfecto sin que usen sus dispositivos personales. «Mira Cam está diseñado para ser intuitivo y simple –dicen sus creadores–. Las cámaras automáticas se colocan en paredes, techos, suelos y otras superficies, donde los visitantes desean tomar una foto». Se activa utilizando un dispositivo inalámbrico “disparador”, ya sea un código QR o un brazalete equipado con tecnología de identificación por radiofrecuencia (RFID). Por supuesto, los marcadores en el suelo indican cuáles son los lugares ideales para tomar una fotografía o grabar un vídeo corto para que nos quede impresionante. Me entra la duda: ¿Empezarán a cobrarnos por ese selfie perfecto?

 

Ztista

Hace algunos números hablamos del auge del diseño ucraniano y su conexión con las raíces y los materiales sencillos. Continuando con este descubrimiento, Ztista, creada por la artista y diseñadora ucraniana Victoria Yakusha, es una colección que explora esas raíces pero además propone un nuevo giro en el llamado diseño de muebles ecológicos. Presentada en la exposición “Circular Materialists” durante DDW 2019 en Eindhoven, la colección explora la belleza de la imperfección y los métodos de producción sostenibles, al mismo tiempo que se inspira en una antigua técnica de modelado y escultura, utilizada para recubrir superficies sólidas con una mezcla de materiales orgánicos. Ztista significa “hecho de masa” y, en esta ocasión, hace referencia a la construcción orgánica de cada producto. Diseñadas con una estética ingenua, todas las piezas se soportan sobre un marco de metal reciclado cubierto con una imprimación ecológica que protege el acero de la corrosión. Luego se aplica una mezcla de papel reciclado, astillas de madera, arcilla, paja y lino a mano, y un biopolímero hecho de almidón de maíz cubre los productos terminados para garantizar su durabilidad y calidad. Hecha a mano, la colección muestra marcas, superficies irregulares y texturas únicas que enfatizan aún más su encanto orgánico. www.faina.design

 

Oave

A diferencia de los microondas convencionales o, lo que es lo mismo, un horno pequeño en forma de caja con una puerta y una placa giratoria en el interior, Oave adopta un enfoque mucho más ornamental en el diseño del dispositivo, dándole una estructura cilíndrica y una tapa en forma de campana que puede quitarse dejando a la vista la comida de su interior. Pensado para tener un papel protagonista en cualquier parte de la cocina, cuenta con una base giratoria y una cubierta perforada de metal y vidrio que se asienta sobre su comida. Visible desde todos los lados, la comida gira sobre su base perezosa, iluminada por una luz cenital. Ya podemos recalentar con estilazo. www.asiadesignprize.com

 

Luces secretas

Las puertas secretas que se accionaban al girar un pomo, mover un libro o empujar una estantería son un clásico de las viejas películas de aventuras. Inspirándose en ellas, el diseñador lituano Povilas Danius ha creado una colección de lámparas de pared que pueden esconderse dentro de una pared o revelarse con un simple toque. Apoyada por un mecanismo de resorte, la luz emerge de la pared en cuestión de minutos, vuelve a hacer clic y se esconde. Diseñada para caber en una pared de 15 centímetros, la tapa de Power Switch Light es intercambiable, lo que le permite coincidir con la textura de la pared e integrarse con cualquier interior. No solo emerge como un truco de magia, sino que también se camufla. El diseño erradica por completo la necesidad de tener interruptores de alimentación: con solo el toque de la mano es suficiente. www.danius.lt

 

Cortland

Si tuviéramos que asociar Nueva York a un edificio, seguramente el primero que nos vendría a la cabeza sería un rascacielos. Manhattan alberga muchos de los edificios más icónicos de la arquitectura moderna gracias a una mezcla de estilos y a un atrevimiento que han convertido su skyline en uno de los más famosos del mundo. Inspirándose en ese paisaje urbano, el estudio francés Atelier d’Amis ha producido una colección en la que destaca Cortland, una estantería de diseño minimalista que reimagina los elementos industriales de los rascacielos como componentes sofisticados de muebles de alta gama. Para ello han empleado marcos tubulares de metal, que aportan una elegancia y solidez reforzada por paneles de malla metálica que dividen el espacio de forma casi aérea, junto a placas de hormigón aplicadas a mano. Como dicen sus creadores, un pequeño rascacielos, pero en versión funcional y con un aire chic. www.atelierdamis.com