2020/03/22

Empresas con huerto
TERESA MOLERES
04_osasuna

Según un estudio realizado por firmas británicas, holandesas y australianas, en las empresas se observa un aumento del 15% de su productividad cuando se introducen huertos gestionados por los propios trabajadores. Se trata de un concepto desarrollado en Estados Unidos pero ya extendido a otros países, sobre todo del continente europeo.

Entre los edificios o en terrazas, a ser posible en un lugar soleado y mejor con orientación sur, el huerto florece en los espacios abiertos. En el tiempo libre, al mediodía, o entre dos reuniones, los empleados se convierten en jardineros amateurs para cultivar plantas aromáticas, frutas y verduras de temporada. De esta manera, aprenden a sembrar, airear y regar. Individualmente o en equipo, participan en el cuidado del huerto de su empresa, para más tarde repartir la cosecha con los compañeros, o bien todos juntos preparan do y comiendo los productos recogidos.

En el mismo estudio al que aludíamos al comienzo, se asegura que esta actividad ayuda a disminuir el estrés durante la jornada laboral y se convierte en un momento de convivencia que les permite volver a la oficina con la impresión de haberse oxigenado. Los trabajadores dicen que las pausas jardineras les ayudan a desconectar: «Con las manos en la tierra ya no pienso en otra cosa. Durante el invierno vigilamos que la simiente prenda y nos da la oportunidad de hablar de otros temas entre nosotros con mayor facilidad». En algunos casos, estos huertos ecológicos se trabajan en horario laboral.

Para comenzar el huerto, la empresa se pone en contacto con un vivero de jardinería que, junto con los empleados voluntarios, diseña y ayuda en la preparación del huerto. Después seguirán su mantenimiento y vigilancia. El estudio subraya que el cultivo de estos huertos tiene numerosas ventajas: crea lazos con la empresa, atenúa las jerarquías, implica a los empleados en un proyecto diferente del trabajo cotidiano y mejora el clima laboral, ambiental y social, además de estimular el espíritu de equipo». Y prosiguen: «Las reuniones de trabajo se desarrollan de otra manera cuando se ha ajardinado juntos».

En otro estudio de la revista “Hort Technology”, publicado en 2019, se menciona que estas huertas reducen el estrés no solo de los empleados que las trabajan, sino de los que no lo hacen porque disfrutan de un espacio natural.