2020/06/21

Rolling Blackouts Costal Fever
GOTZON URIBE
017_31musika1

Después de pasar mucho tiempo fuera de casa, incluso los propios familiares comienzan a sentirse extraños. Para el grupo de pop guitarrero Rolling Blackouts Coastal Fever, regresar a Melbourne, tras una larga temporada mirando al mundo a través de las ventanas de los aviones y las furgonetas, les ha conducido a la dislocación, a una especie de nudo sin desenredar. Su segundo disco, “Sideways to New Italy”, les muestra interrogando a sus antepasados y a los lugares en los que estuvieron.

Liderados por el trío formado por Tom Russo, Joe White y Fran Keaney –acompañados por el bajista Joe Russo y el batería Marcel Tussi–, la formación comenzó a buscar nuevos estímulos tras la gira de su implacable y aclamado debut “Hope Downs”.

«Durante la gira me sentí completamente sin timón. Es divertido, pero llegas a un punto en el que piensas: ¿quién soy? Sientes que estás en todas partes y en ninguna al mismo tiempo», confiesa Keaney. Russo agrega: «Vimos mucho mundo, lo cual fue un privilegio, pero fue como mirar por la ventana la vida de otras personas y luego reflexionar sobre la nuestra».

Keaney estaba decidido a dar un enfoque optimista a sus pensamientos: «Quería escribir canciones que pudiera usar como una especie de terapia, de esperanza, algo de lo que estar orgulloso. Muchas de las canciones del nuevo disco tratan de imaginar un idilio entre el hogar y el amor». New Italy es un pueblo de menos de 200 habitantes y se encuentra en la zona de Northern Rivers, al noroeste de Nueva Gales del Sur y al norte de Sydney. De allí proviene el batería Marcel Tussi. Fue fundado por inmigrantes venecianos a finales de 1800 y ahora sirve de monumento vivo a la contribución de los italianos a Australia, con réplicas de estatuas romanas repartidas por el paisaje rural como recuerdo de sus ancestros.

El hogar, para Russo, está en diferentes sitios: en Melbourne, donde él y su hermano Joe crecieron, pero también en el sur de Italia, donde se encuentran sus raíces familiares. Cuando los miembros de la banda descubrieron ciudades del Mediterráneo y regresaron a su casa en el norte de Melbourne –donde las oleadas de inmigrantes europeos forjaron una comunidad en la década de 1950–, se dieron cuenta de que la distancia emocional entre ambos lugares era minúscula.

Las románticas estatuas grecorromanas, que se encuentran fuera de las ordenadas casas de ladrillo en Brunswick, representan para Russo las expresiones de personas que intentan encontrar su hogar en algún lugar extraño. En esto se asienta la esencia de la banda con canciones que son como una inyección adrenalínica de pop de buenas melodías, una sensibilidad e influencia que remite orgullosamente a las bandas indie de la década de los 80 como The Go-Betweens y una energía poderosa.

CD AIPAGARRIA

 

Brigid Mae Power

“Head Above The Water” • Fire records, 2020 • Folk

La compositora y cantante irlandesa de Galway presenta nuevo disco: una colección de canciones autobiográficas impregnadas de melodías de folk tradicional y country. El álbum ha sido grabado en Glasgow y producido junto al músico escocés Alasdair Roberts y el esposo de Power, Peter Broderick, miembro del grupo danés Efterklang. En sus nuevas canciones, Power aborda los detalles íntimos de su vida, los pequeños momentos que cambian todo y los dota de cierta grandeza. La acompañan cinco músicos –los mencionados Roberts y Broderick, además de Brían Mac Gloinn, Stevie Jones y Hamilton Belk–, que proporcionan a las canciones una dinámica más grande y un espacio idóneo para que se extienda su distintivo estilo vocal. Power ha encontrado su voz y ha sido capaz de bordarlo creando un tapiz musical melancólico y maravillosamente hermoso.