Karlos Zurutuza
Una huida hacia adelante

Saltar los muros de la prisión mental

Un desertor de un grupo extremista judío relata su experiencia desde el corazón del sionismo mas supremacista y su proceso para dejarlo atrás. También el coste de denunciar a un movimiento que se sienta hoy en el Parlamento israelí.

gara-2021-04-23-Reportaje
Gilad Sade (primero por la derecha) posa entre su padrastro y el retrato de Baruj Goldstein, un médico judío que mató a 29 palestinos. Fotografía: Ilan Mizrahi