Jone Buruzko
Con el agua en la cintura

Mariscadoras gallegas

El marisqueo en Galicia es una tradición, un oficio, y una forma de vida. La captura y recogida de mariscos, esos invertebrados marinos tan apreciados en la gastronomía, es una actividad que sólo se permite durante seis meses al año. A flote la realizan desde pequeñas embarcaciones y a bordo sobre todo van hombres, mientras a pie se lleva a cabo en la playa y, principalmente, es cosa de mujeres.

(Miguel Riopa | AFP)